El gobierno nacional extenderá hasta diciembre el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) para las empresas de hasta 600 empleados que sigan con problemas económicos durante la pandemia.

La medida fue difundida este viernes en la conferencia realizada por el presidente Alberto Fernández junto los ministros de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y de Trabajo, Claudio Moroni, y dirigentes sindicales y empresariales.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Kulfas precisó que el programa ATP ya benefició a 310.000 empresas y será “recalibrado” para continuar apoyando hasta diciembre a las empresas de hasta 600 ocupados cuya facturación fue negativa en junio frente a 12 meses atrás

Confirmó además que “se les va a pagar el equivalente a la mitad del salario de los trabajadores”, con un piso de un salario mínimo vital y móvil y un techo de 1,5, y aclaró que se mantendrá el apoyo a las compañías en sectores “críticos” como turismo, gastronomía, salud, deportes y cultura.

Habrá además créditos a tasa cero para las empresas que empiezan a recuperarse y para monostributistas y autónomos de la cultura, que además tendrán un año de gracia.

El presidente afirmó que «la Argentina que viene nos necesita a todos», y destacó que si no se avanza en un esquema de distribución mejor «la culpa será nuestra porque depende de nosotros».

Destacó además el rol de las pequeñas y medianas empresas como generadoras de empleo, y reveló que analizó con dirigentes sindicales “la idea de construir una especie de multisectorial de pymes y trabajadores para ir pensando el futuro, y ver qué aporte puede hacer cada uno en una Argentina que crezca y tenga un desarrollo igualitario, donde ganen todos”.

Fernández participó del acto por videoconferencia desde la quinta de Olivos. También estuvieron el secretario general de la CGT Héctor Daer, y el diputado nacional y referente de la CTA, Hugo Yasky, referentes de CGERA, la Confederación General Económica (CGE) y las Federaciones PYMES.

Fernández señaló que el coronavirus «puso en evidencia la debilidad del sistema económico», y remarcó que «las economías se vuelven sólidas cuando se invierte y se produce».

“Después de la pandemia hay una oportunidad única de construir otro país, un país más igualitario y más justo”, aseguró y manifestó: “Desde el día cero que disponíamos la cuarentena, sabíamos que íbamos a tener una crisis de producción y de trabajo y que teníamos que hacer una inversión para garantizar la continuidad de todas las empresas y el empleo”.

“La verdad que muchos que han renegado de que no tenemos plan y no, planificamos desde el primer día. Ahí llegamos con el programa Aporte al Trabajo y la Producción que ahora estamos lanzando una cuarta fase y que sigue teniendo en cuenta exactamente lo mismo, que esta crisis no arrastre a las empresas y a los trabajadores”, agregó.