Durante la mañana las organizaciones sociales no alineadas con el gobierno se presentaron en la CGT para reclamar un plan de lucha que diera continuidad a la jornada de movilización del pasado miércoles 17 de agosto. Allí reclamaron un salario mínimo vital y móvil equivalente a la Canasta Básica Total que mide el umbral de la pobreza hoy situada en $110 mil.

La conducción de la CGT ya había dejado trascender su intención de garantizar una suba del haber mínimo por encima de la inflación que, estiman, superará el 90% en forma anualizada. Para eso, claro, hubiera sido necesario adicionar un nuevo incremento del 45% sobre el otorgado en marzo que cuyas cuotas luego se adelantarían hasta el mes de agosto cuando el haber llegó hasta $47.850.

Entrada la tarde se conoció que el Consejo del Salario determinó adicionar un 30% al 45% otorgado en marzo que se cobrará en tres cuotas en los meses de septiembre, octubre y noviembre. Se trata de tres subas consecutivas del 10% sobre el haber de marzo que dio origen al período en curso y que se situaba en $33 mil. Sobre el valor actual se trata de tres incrementos equivalentes al 9,2%. Las partes se reunirán nuevamente en noviembre para negociar eventuales actualizaciones hasta el mes de marzo cuando concluye formalmente el año paritario.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Así en septiembre el haber llegará hasta los $51.200, en octubre alcanzará los $54.550 y, finalmente, en noviembre será de $57.900.

El planteo inicial de la CGT y de las CTA de llevarlo al 90% hubiera servido para garantizar el sostenimiento del poder adquisitivo del haber mínimo del que dependen, a su vez, los montos de los planes Potenciar Trabajo y el piso de la jubilación mínima y el salario mínimo docente. El cumplimiento de ese objetivo se conocerá luego de la revisión pautada para el mes de noviembre.

La suba se aprobó con 30 votos positivios de los representantes de la CGT y las cámaras empresarias. La CTA de los Trabajadores de Hugo Yasky se abstuvo y la CTA Autónoma de Hugo “Cachorro” Godoy votó en forma negativa.

Desde la cartera laboral aseguran que, si se tomaran en cuenta todos los incrementos registrados durante el año calendario, entre diciembre de 2021 y diciembre de este año la suba llegará hasta el 80,9$ porque se computaría la última cuota del acuerdo anterior correspondiente al período 2021-22.

Con todo, la actualización no alcanzará para recuperar parte del poder de compra resignado en los últimos años. Es que, desde julio de 2017 a julio de este año el haber perdió en términos reales un 36% de su capacidad de compra en comparación con la Canasta Básica Alimentaria (CBA) que mide el umbral de la indigencia.