El empresario energético, Marcelo Mindlin, exhortó a los empresarios nacionales a dejar de lado la especulación y “hablar con el bolsillo” en el contexto de la enorme expectativa que genera en el gobierno nacional la realización del foro de inversiones que informalmente se conoce con el nombre de mini Davos. 

El empresario, que en los pasillos del Centro Cultural Kirchner fue señalado por varios ejecutivos presentes como “el hombre más importante del futuro de la Argentina”, habló con Tiempo Argentino sobre las posibilidad de que se concreten los desembolsos que espera la administración de Cambiemos.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El empresario señaló que en este momento de la economía nacional “hay que hablar con el bolsillo” y detalló que  en sus empresas “estamos invirtiendo 200 megawatts térmicos que son más o menos U$S 200 millones y presentamos ofertas para hacer 300 megawatts de energía renovable, unos 400 millones de dólares. Así que estamos poniendo el dinero donde hablamos”, aseguró el también accionista de la concesionaria eléctrica Edenor, todavía lejos de un verano que vendrá con más cortes de luz, según reconoció el gobierno varias veces en los últimos días. 

A tono con la mayoría de los empresarios que asisten al foro, Mindlin habló de la “gran expectativa internacional con el país” pero remarcó: “Esos inversores del mundo están con mucho interés pero primero quieren ver que los argentinos invirtamos también. Los argentinos tenemos que lanzarnos y empezar a invertir fuertemente”, señaló.

Sin embargo reconoció que “de los problemas actuales no se sale linealmente” y citó como ejemplo la fuerte resistencia social que generó el tarifazo que impulsa el oficialismo por medio de su ministro de Energía, Juan José Aranguren.