La cartera laboral comandada por el ministro Claudio Moroni decidió extender la conciliación obligatoria que pesa sobre el gremio de la Sanidad por cinco días hábiles más luego del período fijado el 30 de junio que expiraba este miércoles.

La decisión buscó dejar sin efecto la medida de fuerza pautada para este viernes y que tiene como eje el reclamo salarial del gremio liderado por Héctor Daer, a la vez, uno de los integrantes del binomio que conduce la CGT.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El reclamo que ratificaron desde el sindicato pasa por un incremento del 45% sobre los salarios que, a la vez, empalma con el pedido de las prepagas de una actualización de las tarifas y, por ese motivo, la negociación también involucra al gobierno nacional.

Mediante un comunicado del sindicato Héctor Daer mostró su disgusto con la decisión oficial que calificó de “injusta e ilegítima”.

Con todo, el gremio decidió acatar la decisión dejando sin efecto el paro fijado para el viernes 29 de julio para anunciar una medida idéntica para el 4 de agosto un día después de que venza el nuevo período de conciliación. Además optaron por acompañar la medida con una “gran marcha nacional por las calles de la ciudad de Buenos Aires”. El comunicado, además, exige que el gobierno “no se haga el distraído” y que “asuma sus responsabilidades”.  Días atrás Héctor Daer había logrado que el oficialismo incorporara a su propia hija como candidata en la lista de legisladores para la Ciudad de Buenos Aires. El conflicto gremial comienza a tensar el vínculo con el ejecutivo.