En su primera aparición pública tras la cachetada recibida el domingo pasado por parte de Will Smith sobre el escenario en la gala de los premios Oscar, el comediante Chris Rock evitó manifestarse respecto al incidente al expresar que aún está «procesando lo que pasó».

«No tengo mucho que decir sobre lo que pasó, así que si vinieron a escuchar eso, tengo un espectáculo que escribí antes del fin de semana. Estoy todavía procesando qué pasó. En algún momento hablaré sobre esa mierda. Y será algo serio y divertido», se limitó a comentar el humorista al ofrecer una de sus rutinas en Boston, según consigna el sitio Variety.

Al iniciar su actuación, Rock había preguntado con sorna a los presentes: «¿cómo estuvo el fin de semana de ustedes?» y, tras una larga ovación, pidió que le dejaran hacer su trabajo, en alusión a la interrupción sufrida el domingo de parte de Smith mientras realizaba su monólogo en la gala de los Oscars.

Estas fueron las únicas referencias del comediante sobre lo sucedido hasta el momento y era la única palabra que aún no se había escuchado, debido a que tanto Will Smith como su esposa Jada Pinkett Smith se habían expresado a través de sus redes sociales.

Mientras que el agresor de Chris Rock pidió disculpas públicas al humorista, su esposa -blanco de las bromas de Rock que motivó la reacción- trató de echar un manto de olvido al escribir que era «tiempo de sanar».

En tanto, la Academia de Hollywood analiza una sanción para Will Smith que se daría a conocer el 18 de abril, según especulan medios especializados.

Entre otras penalizaciones, se barajan posibilidades que van desde su expulsión como miembro de esa institución hasta que le retiren el premio al mejor actor ganado el domingo por su labor en Rey Richard: Una familia ganadora.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE