“Duki” es el nombre artístico de Mauro Ezequiel Lombardo Quiroga, joven de tan sólo 24 años que logró popularidad rapeando en las Batallas de Gallos y, ahora, es uno de los músicos más escuchados de Latinoamérica. Referente ineludible del trap argentino, tuvo en 2019 su debut discográfico con Súper sangre joven y acaba de lanzar Desde el fin del mundo, su segundo álbum, con el que rompió los moldes del género y –con notoria audacia– mixtura los sonidos electrónicos clásicos del estilo con instrumentos analógicos.

En tiempos en los que la norma parece ser el lanzamiento de canciones sueltas en lugar de discos, Duki decidió apostar por este formato con un trabajo de casi una hora de duración. Los productores del álbum son Asan y Yesan, e incluye invitados notables como Ca7riel, Bizarrap, Khea, Ysy A, Neo Pistea y otros referentes de la escena. Las dieciocho canciones que conforman Desde el fin del mundo son “Sudor y trabajo”, “Pintao”, “Chico estrella”, “Volando bajito”, “Cuando”, “Rápido”, “IDK”, “Sol”, “Luna”, “Malbec”, “Mi diablo”, “Fifty fifty”, “Valentino”, “Cascada”, “Ticket”, “Muriéndome”, “Ella es mi bitch” y “Muero de fiesta este finde”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Duki ofreció una conferencia de prensa virtual dentro de la cual respondió con entusiasmo las preguntas de Tiempo. “¡Holi! ¿Todo bien?”, abrió el juego el trapero que ya se convirtió en un emblema de los ritmos urbanos argentinos.

–Abrís Desde el Fin del Mundo diciendo “Todos preguntan cómo se siente, nadie pregunta cómo me siento”. Empecemos por ahí: ¿cómo estás?

Bien, por suerte muy bien (risas). ¡Muchas gracias!

–Escuchamos una guitarra española en “Chico Estrella”, una flauta traversa en “Malbec”, una banda distorsionada con guitarra, bajo y batería en “Muriéndome” y “Muero de fiesta este finde”… ¿Cómo fue el proceso de incorporar cada vez más sonidos tradicionales a tu música?

En cuanto a lo analógico y lo digital, la unión de estas dos fuerzas fue lo que me dio mucha más inspiración en el momento del proceso creativo y más posibilidades, más versatilidad para poder encontrarme en otros rincones de mí mismo y del arte que hago. Creo que también le dio una esencia y una estética al álbum la decisión de mezclar las guitarras y las baterías con soniditos o efectos mega digitales del futuro, ¡bué! (risas). Hace más verosímiles a las canciones y que se puedan defender como un disco.

–En “Cascada” citás a la película Volver al Futuro diciendo: “Creo que ustedes aún no están listos para esto, pero a sus hijos les fascinará”. ¿Hay algo del pasado que extrañes o sólo te enfocás en el presente?

Siento que uno siempre extraña cosas del pasado, pero soy del pensamiento que lo mejor está por venir, haya pasado lo que haya pasado. Veo la vida como un proceso evolutivo, en el cual mientras más tiempo paso acá en la Tierra, más cosas aprendo, mejor persona me vuelvo, más cosas puedo hacer, más entiendo a la gente y al mundo que me rodea y soy más partícipe de eso.

–¿Qué esperás del futuro?

–Soy una persona que disfruta mucho del presente, pero siempre estoy predicando lo que quiero que pase en el futuro. No soy tanto de ver el pasado, no me arraigo a las cosas, trato dejarlas ser y que su orden natural les dé un cierre.


Desde el fin del mundo

Segundo disco de Duki. Disponible en todas las plataformas. Músicos invitados: Ca7riel, Bizarrap, Khea, Ysy A y Neo Pistea, entre otros.