“Ayer me contaban, y lo voy a decir, ‘Médicos por la verdad’ de España, que hay una denuncia gravísima porque en determinados lugares los hisopados tienen unos metales, unas cosas extrañas, no sé cómo explicarlo fácil, que bueno, te ponen eso y te va a dar positivo porque en realidad no sos vos, es lo que le ponen al hisopado, ¿para qué? Para meterte en tu casa”.

El relato pertenece a la conductora de televisión Viviana Canosa y fue transmitido en vivo hacia todo el país por la señal A24, el pasado 6 de abril. La Defensoría del Público informó a América TV que recibió múltiples reclamos por los mensajes difundidos por Canosa, en el programa “Viviana con Vos”, y que tales mensajes se consideran que atentan contra la salud pública.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Tomando conocimiento de estos comentarios, la Dirección de Análisis, Investigación y Monitoreo de la Defensoría del Público realizó un análisis socio-semiótico cuyas conclusiones derivaron en que “la conductora del programa mediatiza un discurso que promueve el pánico social, la alarma y la desinformación entre las audiencias acerca del sistema de testeos o hisopados que se implementan para detectar y diagnosticar el Covid-19. Este conjunto de imprecisiones genera alarma social y promueve desconfianza entre las audiencias sobre los métodos de detección del virus”.

Ante esta situación, la Defensoría pidió evaluar posibles medidas de reparación para promover información socialmente relevante en el marco de la pandemia del Coronavirus que enfrenta nuestro país y el resto del mundo. Con respecto a los reclamos, la Defensoría informará sobre los mismos al Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) y al Ministerio de Salud de la Nación.

De la misma forma, el organismo le propuso a América TV una instancia de encuentro “para profundizar las cuestiones planteadas y evaluar la posibilidad de realizar una reparación simbólica”, en pos de brindar información concreta y chequeada que pueda orientar a la población, ya que en un contexto de pandemia se le exige a la comunicación mayor responsabilidad social.

En el interior de la nota enviada por la Defensoría del Público al canal se deja de manera explícita la importancia de la ley 26.522 donde se establece que “la programación de los servicios de comunicación audiovisual deberá evitar menoscabar o inducir a comportamientos perjudiciales para la salud de las personas”.