Desde el último martes se puede ver en la TV Pública Relatoras argentinas, un programa con formato de reality que busca visibilizar, estimular y potenciar las posibilidades de trabajo de las mujeres apasionadas por ese rol determinante dentro de las transmisiones deportivas.

“Es un mix entre la idea de la TV Pública y nosotros, que desarrollamos todo el contenido y pusimos la cuestión en marcha”, cuenta Mariano Peluffo, conductor del programa, sobre el origen del proyecto. “Barajamos este formato, que en realidad también tiene mucho de un talent show, aunque técnicamente es un reality porque hay gente no conocida que está participando”. 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En el programa, 16 participantes de todo el país compiten por un lugar en el relato argentino, pero no solo en el fútbol de mujeres. “El objetivo es visibilizar una cuestión de género que en el fútbol todavía es muy despareja en desmedro de la mujer: hay una sola presidenta de un club, no hay prácticamente dirigentes femeninas, todavía es una desigualdad grande”, señala Peluffo.

En ese marco, Relatoras argentinas es el primer programa de TV Pública que realizó una capacitación sobre temas de género, como parte de la aplicación de la Ley Micaela. Mariano Peluffo y el equipo de producción, lo mismo que las participantes del programa, realizaron un conversatorio desarrollado por la Dirección de Género y Diversidad de Radio y Televisión Argentina. “A nosotros nos vino superbien –dice Peluffo–. Nos abrió mucho la cabeza, sirve para estar muy atentos a un montón de cuestiones que uno cree que ya están resueltas, y no. Seguramente nos vamos a equivocar y vamos a cometer un montón de errores, pero es la manera de aprender: poner la carita, reconocer cuando uno va por un camino que no era, y mejorar. Todo este proceso que estamos viviendo lleva mucho tiempo, todos estos cambios sociales nunca se han hecho de un día para el otro y cada uno lo va entendiendo y adaptándolo a sus propios tiempos. En el camino hacemos y me parece que la única manera de equivocarse y aprender es hacer”.

El conductor destaca que las primeras ediciones del ciclo tuvieron muy buena repercusión, pero también críticas: “Varios plantean por qué no lo conduce una mujer y más de una vez trato de hablar con esa gente para ver cómo se podría mejorar, no para explicar. Para mí hubiera sido fácil quedarme en mis zonas de confort: conduzco un programa de comida, después, a la tarde voy a la radio en La 100, y me quedo ahí; pero dije: vamos a meternos acá, en un tema complejo, además en el fútbol, que es uno de los lugares donde todavía hay más desigualdad; nos pareció un desafío”.

Las hijas –adolescentes– de Peluffo también tienen voz en este proyecto, o al menos son escuchadas en las charlas familiares: “El otro día una me hizo un planteo que hace otra gente también: por qué no hay uno para hombres en el que compitan 16 varones para trabajar de relatores. Y está muy bien. Pero ya hay un montón de relatores y hay un montón de mujeres que todavía no, aunque hay muchas que relatan. Pero esto todavía no tiene visibilidad. Y a mi hija le dije eso: ‘¿Es el mejor de los intentos?’. No, pero es uno. Este es un aporte, en un camino que ojalá se vaya mejorando y aparezcan opciones superadoras y algún día no se necesite un Relatoras argentinas para que aparezca una relatora en un canal de deportes. Que esté repartido: ‘¿Quién relata?’. Fulano, Fulana, y sea totalmente igual”.

Aldana Lamberti, Carolina Zalez, Sabrina Otaegui, Aylén Romachuck, Estefanía Pineda, Ivana Lanuto, Sofia Maiza, Brenda Melgar, Ariana Isasi, Anabella Martínez, Lola del Carril, Verónica Córdoba, Romina Toledo, Yasmín Graciano, Laura Corriale y Sol Rivero son las participantes de esta primera edición, que a poco de empezar está en condiciones de pensar una segunda.

“Recibimos un montón de material y por una cosa de haber conducido varios realities, eso para nosotros fue un buen síntoma: por lo general, los que quieren entrar esperan varias emisiones a ver cómo anda, cómo camina, y acá ya cuatro chicas que siguen equipos, comentan partidos y tienen su carnet de periodistas deportivas quieren participar. Lo mejor que le puede pasar al programa es que esto se amplifique”.

Peluffo está convencido de que la TV Pública es el mejor lugar para Relatoras argentinas. “Es acá donde se capacitó por primera vez por la Ley Micaela, hay cupos de género; entonces, tiene que ser acá. En otros canales ni siquiera habría sido opción. Es cierto que no es lo ideal, pero hoy es la opción posible, y que es un montón en un lugar donde antes no había nada. Creo que uno tiene que tener claro que está haciendo un aporte y ser lo más positivo posible”.  «

RELATORAS ARGENTINAS

De martes a viernes a las 22 y domingos a las 21, por la TV Pública. Jurado: Viviana Vila, Walter Nelson, Evelina Cabrera y Titi Fernández.

El sueño de muchas mujeres

Viviana Vila

Periodista. Forma parte del jurado de Relatoras argentinas

 

Estoy convencida de que cuando hacemos un trabajo o buscamos un sueño, si no tenemos quién nos ofrezca una oportunidad, es muy complicado lograrlo, sobre todo porque el otro no puede reparar en lo que una quiere hacer. Un programa como Relatoras argentinas sería eso, un sitio que les da oportunidad a los méritos y a la vez es un espacio disruptivo que en la televisión abierta no existía, donde la idea es visibilizar un saber, un talento o recorrido, pero al mismo tiempo es un programa de televisión donde el sueño de muchas mujeres puede estar acompañado con perspectivas de género.


Particularmente, cuando comencé a trabajar en medios estaba muy en soledad y con un mundo que no me trataba bien. También estaban los que reparaban en mí, aunque eran los menos. Sin embargo, tuve la oportunidad de demostrar mi trabajo, entonces hoy, que hay tantas mujeres con un saber para mostrar, es cuando celebro estas oportunidades. Por mi lado, intento en el programa sugerir, contar y acompañar empáticamente el camino de las participantes para que en todo el proceso exhiban sus relatos en diferentes situaciones que les permitirán autoconocerse con la práctica diaria.
stoy convencida de que cuando hacemos un trabajo o buscamos un sueño, si no tenemos quién nos ofrezca una oportunidad, es muy complicado lograrlo, sobre todo porque el otro no puede reparar en lo que una quiere hacer. Un programa como Relatoras argentinas sería eso, un sitio que les da oportunidad a los méritos y a la vez es un espacio disruptivo que en la televisión abierta no existía, donde la idea es visibilizar un saber, un talento o recorrido, pero al mismo tiempo es un programa de televisión donde el sueño de muchas mujeres puede estar acompañado con perspectivas de género.

Por eso, la idea central es la de acompañar el recorrido de estas mujeres para ayudarlas en su visibilización y siempre bajo una perspectiva de género. Desde mi rol, espacio y experiencia, es bueno poder mostrarle al público que hay muchas mujeres que pueden desarrollar esta tarea pero que no encuentran una oportunidad para mostrar su talento. En lo personal, espero que todas las participantes puedan disfrutar y que tengan la posibilidad de ir hacia un horizonte que les permita descubrirse con nuevos saberes, porque fundamentalmente lo importante es pasarla bien, divertirnos y aprender que, tal vez, salieron de Relatoras argentinas mejor que cuando llegaron al programa.  «