¿El streaming más grande del mundo? Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado, la banda de Carlos “El Indio” Solari, anunció un esperado show para el sábado 17 de abril. Las entradas se adquirían por Ticketek y esa plataforma iba a transmitir el espectáculo. Pero la realidad superó hasta a las más optimistas estimaciones y los servers explotaron. La demora inicial devino en impaciencia y preocupación. Hasta que la banda decidió poco antes  de la medianoche transmitir el show para todas y todos a través del canal oficial de YouTube de la banda. El recital alcanzó picos de más de 90 mil espectadores y –por múltiples motivos– se transformó en un acontecimiento difícil de olvidar.

[email protected] vía ticketek el show es imposible. Respetando la tradición de la que somos parte, el show será hoy por @LosFundamentalistasOk. Agradecemos todo su apoyo frente a esta complicada situación que nos ocurrió. Pero hoy hay show. A partir de las 23.40 comienza en YouTube”. A partir de ahí fue el turno de una experiencia emotiva de alto impacto.

Fue un show de casi tres horas, en el que sonaron 32 canciones. La banda sonó ajustadísima, como siempre, reviviendo clásicos y perlas del repertorio de Solari. Pero también aparecieron las sorpresas más deseadas: el Indio Solari (72 años y en lucha contra el mal de Parkinson) se presentó en las pantallas gigantes para estrenar dos nuevas canciones con su inconfundible estilo interpretativo. Las nuevas composiciones son “Encuentro con un ángel amateur” y “Las ventajas de rezar solo”. Esta dupla de temas, muy bien recibido por el público y la crítica  fueron junto a “Strangerdanger” (única canción en el repertorio perteneciente al último trabajo editado, El ruiseñor, el amor y la muerte) las que conformaron el inolvidable segmento cantado por el Indio.

Durante el show alternaron las voces principales Pablo Sbaraglia, Baltasar Comotto, Gaspar Benegas y Deborah Dixon. Así, Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado recorrieron clásicos como “Semen up”, “La parabellum del buen psicópata”, “Juguetes perdidos”, “Mariposa Pontiac/Rock del país”, “La dicha no es una cosa alegre” y “Cruz diablo”, entre muchas otras. Pero también aparecieron perlas iniciáticas de la obra ricotera como “Rock de las abejas”, “Qué mal celo”, “Pura suerte” y “Un tal B.B.”.

Por supuesto hubo un repaso por gran parte de la discografía solista del Indio, entre las que no faltaron hits como “Flight 956” o el siempre emotivo “Pabellón Séptimo” –entre muchos otros– y el final, claro, se dio con la ineludible “Ji Ji Ji” que, sin dudas, provocó “el pogo virtual más grande del mundo”. Así lo indicaban los comentarios que iban poniendo en simultáneo los usuarios.

Se trató del segundo recital que la banda hace bajo el formato streaming desde que comenzó la pandemia. A los pájaros, como se llamó este espectáculo, había sido grabado días atrás en la localidad bonaerense de Villa Epecuén, ubicada en el partido de Adolfo Alsina, provincia de Buenos Aires. Es sucesor de Desde los satélites, el concierto presentado en septiembre pasado desde el estadio Malvinas Argentinas, en donde se grabó un disco en vivo de próxima edición.

Creer o reventar, la liturgia que genera el Indio sigue sorprendiendo y generando momentos memorables.