Cristina Montserrat Hendrickse es la primera funcionaria trans en ingresar al Poder Judicial de la provincia de Buenos Aires, y tras jurar este viernes por la mañana destacó que su nombramiento significa «la visibilización de un colectivo históricamente ocultado y perseguido». «No se trata solo de algo personal, sino de la visibilización de un colectivo históricamente ocultado, perseguido», dijo Montserrat, que trabajará en el Tribunal del Trabajo N° 5 del Departamento Judicial de San Martín.

En esa línea, remarcó la lucha «de muchas que no están» como «Lohana Berkins, Diana Sacayán y otras tantas que fueron históricas» y destacó «la decisión política de aprobar la ley de identidad de género y la ley de cupo laboral travesti-trans en la Provincia en diciembre de 2015, que recién fue reglamentada a finales de 2019». «Gracias a esa Ley nacional se me han abierto las puertas y los corazones de este poder judicial», afirmó.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Fruto de la lucha travesti – trans

En ese marco, los judiciales celebraron «con este nombramiento la aproximación al poder judicial que queremos». «Desde la Secretaría de Género de la AJB (Asociación Judicial Bonaerense) felicitamos y celebramos el nombramiento de la compañera. Esta importantísima incorporación es producto de la lucha que viene sosteniendo hace muchos años el colectivo travesti-trans, y que la AJB ha acompañado, llevando adelante cada pedido y reclamo por ante la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires», dijo el gremio de los judiciales.

La jura contó con la presencia de magistrados y funcionarios de la Departamental San Martín, dirigentes provinciales de la AJB como la secretaria de Género Provincial, Ruth Sahonero; la secretaria de Derechos Humanos Maria Pisano; el subsecretario de Asuntos Laborales, Carlos Gil, y el secretario General departamental Pablo Abramovich, entre otros dirigentes de la Departamental.