La Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) aclaró que la entidad no solicita datos personales de manera telefónica. La explicación fue comunicada públicamente luego de recibir varias denuncias en distintos puntos del país sobre personas que piden información en nombre del organismo. La situación se da en medio del comienzo de la distribución de las tarjetas  en el marco del Plan Argentina Contra el Hambre impulsada por el gobierno nacional para la compra de alimentos.

La Anses aseguró que “no se comunica telefónicamente para requerir datos de tarjetas de débito o claves bancarias de ningún tipo y en ningún caso”. Entonces, recordó que los trámites y consultas referidos a las prestaciones y programas de la Seguridad Social son gratuitos y no necesitan de gestores externos.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En tanto, para asesoramiento como para inicio de gestiones, se puede solicitar un turno en www.anses.gob.ar, o llamando al número 130 (gratuito desde líneas fijas). “De esta manera, las personas concurren a las delegaciones de la Anses en la fecha y hora asignadas y son orientadas de manera gratuita por personal capacitado, visiblemente identificado con sus nombres”, explicaron.

A su vez, reiteró que los canales de denuncias ante casos de fraude o estafa son vía mail a [email protected]; por escrito a Av. Paseo Colón 329, 5° Piso, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, personalmente a la misma dirección de lunes a viernes de 8 a 16 horas, o más cercana a su domicilio; o bien por teléfono al número 130, de lunes a viernes de 7 a 20.

La entrega de la tarjeta alimentaria será automática para todas las personas que reciban la Asignación Universal por Hijo (AUH) a partir del entrecruzamiento de datos a cargo de ANSES con las bases oficiales de información de esos beneficiarios. La tarjeta no se tramita: ninguna persona u organización social está autorizada a gestionarla en nombre de otro. En una primera etapa, la recibirán madres y padres y con hijas e hijos de hasta 6 años, embarazadas a partir de los 3 meses y personas con discapacidad. En los tres casos deberán ser beneficiarios de la Asignación Universal.

La misma se hará por etapas y Anses tendrá a su cargo la notificación vía telefónica o SMS a los titulares, que deberán retirar en el Banco Nación o la banca oficial que determine el distrito para agilizar el trámite. Los montos a cobrar por cada familia beneficiaria dependerán de la cantidad de hijos a cargo y el gobierno recargará la tarjeta todos los meses.

La tarjeta alimentaria no sirve para extraer dinero en efectivo y sólo está destinada a la compra de alimentos, excluyendo bebidas alcohólicas. Un equipo de nutricionistas supervisará las compras para complementar la ayuda con un asesoramiento integral para una alimentación saludable.