Marcos Lautaro Teruel, hijo del músico de Los Nocheros Mario Teruel, fue condenado este lunes al mediodía por un tribunal en Salta a la pena de 12 años de prisión por abuso sexual agravado, mientras que los dos coimputados, Silvio Ezequiel Rodríguez y Gonzalo Isaac Farfán, fueron absueltos. La Sala III del Tribunal de Juicio también dispuso que Teruel, que estaba con prisión domiciliara, fuera trasladado y alojado en la unidad penitenciaria local.

Antes del veredicto, esta mañana, Teruel aprovechó sus últimas palabras para pedir disculpas, mientras que los otros imputados insistieron en su inocencia. “Simplemente quiero pedir disculpas” a la víctima que era menor de edad al momento de los hechos, “a su familia”, y “decirle que sea cual fuere el resultado de esto voy a seguir trabajando para reparar lo que haya que reparar y empezar a vivir de nuevo”, expresó Teruel.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El imputado realizó estas declaraciones antes del cierre del debate oral y público que desde el 27 de septiembre se desarrolla en el Salón de Grandes Juicios, en el edificio del Poder Judicial de Salta. La audiencia de debate fue clausurada esta mañana por los jueces de la Sala III del Tribunal de Juicio, Carolina Sanguedolce, María Gabriela González y Pablo Farah, luego de que el fiscal penal Federico Obeid y las querellas desistieran del uso de las réplicas.

Teruel fue acusado en una primera causa de abuso sexual con acceso carnal agravado por el grave daño en la salud de la víctima, en concurso ideal con exhibiciones obscenas agravadas continuadas, en concurso ideal con corrupción doblemente agravada por tratarse de una menor de 13 años y por mediar engaño. En la segunda causa, Teruel fue imputado por abuso sexual con acceso carnal agravado por ser cometido por dos o más personas, en coautoría con Rodríguez y Farfán.

Durante los alegatos, Obeid requirió ante la Sala III del Tribunal de Juicio la pena de 17 años de prisión efectiva para Teruel, por ambas causas acumuladas, y 8 años de prisión para sus coimputados. Las querellas, en tanto, pidieron al Tribunal la pena de 15 años de prisión efectiva para Teruel y la querella del segundo caso solicitó 10 años de prisión efectiva para Rodríguez y Farfán.

En tanto la defensa de Teruel había pedido que se declare la nulidad de todo lo actuado en lo referido a la primera causa, por considerar que, al momento de los hechos, la denunciante tenía 6 o 7 años y el denunciado 16 o 17 años, y planteó la incompetencia del tribunal de juicio y la remisión de la causa a un Juzgado de Menores.