Mientras en la Argentina avanza la vacunación, siguen bajando los casos y Delta amenaza con expandirse, en el mundo pasan cosas. Sobre todo con el gran terror de las pandemias: las nuevas cepas. A medida que se liberan las actividades y la población se relaja, con el virus aún circulando, el peligro se vuelve concreto. A las probables nuevas variantes surgidas en Sudáfrica y Colombia en los últimos días, se le suma lo ocurrido en Gran Bretaña: un festival al que asistieron 50 mil personas terminó con cinco mil de ellas contagiadas. Ya hablan de la cepa “festivalera”.

Lo de las fiestas masivas no es algo llamativo en tierras inglesas. En los últimos días, tras las reaperturas del primer ministro Boris Johnson hace un par de meses, se multiplicaron los eventos multitudinarios, con las personas sin barbijo ni distancia social: Reading, Victorious, Leeds, Latitude o Creamfields, fueron algunos de ellos.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Pero al que apuntan todas las miradas por estas horas es al festival Boardmasters, celebrado en Newquay, una localidad del condado de Cornualles, en el suroeste inglés. Ahí se contagió el 10 por ciento de las y los 50 mil asistentes. Tras el episodio, la región tiene ahora la tasa más alta de infección de Reino Unido, con una incidencia de más de 2.000 por cada 100.000 habitantes.

Según declaró un alto funcionario de la Sanidad británica al diario “Inews”, de ahí podría haber salido una nueva cepa. El personal médico de los hospitales de Devon y Cornualles ya se refieren a ella como la “variante festivalera”, eso sí, sería un desprendimiento de la variante Delta que ya tiene una docena de subvariantes, y no una variante completamente nueva. La fuente gubernamental asegura que en los tests “se han identificado cambios en el código genético” de Delta: “Sigue siendo la variante Delta, pero puede decirse que proviene del festival, de ahí que se le esté llamando la ‘variante festivalera’”.

Más allá de que en los festivales se pide el carnet de vacunación, en la práctica el control no es tan riguroso. Y los cuidados adentro son inexistentes. Algo que puede servir de espejo para lo que vaya a ocurrir en nuestro país desde este mes, que se abrirán los aforos un 30% con el partido de Argentina–Bolivia. Según el profesor John Drury, miembro del ScientificPandemicInsightsGrouponBehaviors (SPI-B), entrevistado por TheSun, el problema es que la mayoría piensa que con las vacunas, la pandemia ya es cosa del pasado. Incluso el propio gobierno británico enfatizó en que “todo está bien, nadie va a morir”. Aunque ayer se registraron 178 fallecimientos por Covid en tierras inglesas. El número más alto desde el 12 de marzo.

Otro tema es que no todos los eventos masivos son iguales ni requieren los mismos protocolos. “Se ha descubierto que diferentes eventos masivos están asociados con tasas muy diferentes de infección, y un factor que explica esto es la cultura de masas. El Programa de Investigación de Eventos del Gobierno evidencia que el comportamiento de los asistentes a los eventos de la Eurocopa era muy distinto al de Wimbledon, por ejemplo. Y podemos esperar que haya una mayor intimidad física (tocar, interactuar estrechamente, abrazar, compartir bebidas) en un festival de música que en otros eventos grandes. Necesitamos apoyar nuevas normas en torno a la seguridad en los festivales”, acotó John Drury.

Nuevas cepas

Mientras tanto, siguen saliendo nuevas cepas. La más cercana es la B.1.621, más conocida como Mu. Fue identificada por primera vez en Colombia en enero y está presente en 39 países. A nivel mundial su prevalencia es del 0,1%, pero en Colombia ya genera el 39% de los casos reportados. Y en Ecuador subió al 13%.

La Organización Mundial de la Salud la sumó a su lista de variantes de interés: “La variante mu tiene una constelación de mutaciones que indican propiedades potenciales de escape inmunológico”, afirmó la OMS.

En Sudáfrica, donde la tasa de vacunación es muy bajo y solo el 9% tiene dos dosis, surgió otra variante, la C.1.2. Desde el Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles de ese país apuntaron que muestra “una constelación de mutaciones preocupante”. Sostuvieron que es la cepa que más mutación demostró respecto a la original de Wuhan, China, pero que igualmente se necesitan más estudios para evaluar si ofrece resistencia a las vacunas. Hasta hoy, las vacunas existentes (sobre todo completando esquemas de dos dosis) demostraron eficiencia a todas las cepas.

La cepa sudafricana fue hallada en Inglaterra, China, Nueva Zelanda, Portugal, Congo, Mauricio y Suiza. De la colombiana han aparecido casos aislados en la Argentina, sin expandirse. La parte positiva es que a nivel mundial los casos se estancaron la última semana, y sólo aumentaron en la región del Pacífico Occidental, en un 7% respecto a la semana anterior.