“Para esta ola de calor extremo, te recomendamos mantener los espacios frescos, siempre que puedas cerrá las ventanas y cortinas para que no entre más calor. Usar siempre el aire en 24”, comienza una voz agradable que resuena en todos lados. “El ventilador también es un aliado para ayudar a la circulación de aire. No te olvides de cuidar tu salud, mantenete siempre hidratado. Cuidemos la energía”, remata el spot radial que, en principio, parecería ser propaganda del ministerio de Salud o de la Secretaría de Energía, si no fuera porque más tarde se identifica invitando a entrar a la web de Edesur.

A los pocos días, Edenor hizo lo propio con una campaña similar. Ambas empresas iniciaron esta movida en medio del flagelo de los cortes. Sendas empresas aseguraron a Tiempo que el objetivo de la campaña fue concientizar a la sociedad, pero lo curioso, es que rápidamente se dejó de hablar de los cortes y las consecuencias de los mismos. Paso la ola de calor, pero las secuelas siguen vigentes y con temas de fondo sin resolver.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Al parecer, atrás quedó la situación de millones de personas del AMBA que no tuvieron luz desde antes de las fiestas de fin de año, la gran mayoría con pérdidas de mercadería y electrodomésticos quemados como heladeras, aires acondicionados, computadoras y lavarropas. Si bien muchas de estas situaciones salieron a la luz, otras fueron totalmente silenciadas, como es el caso de las personas electrodependientes. En la Argentina existen alrededor de 15 mil personas que dependen del servicio de energía eléctrica para poder vivir, de ese total, aproximadamente 6 mil viven en el AMBA.

La lucha de miles de personas que tienen familiares en esta situación logró que el Congreso sancione la Ley 27.351 de Electrodependientes, que establece la gratuidad del servicio eléctrico para todas las personas en esta situación; una fuente alternativa de energía; un 0800 para que las personas electrodependientes puedan comunicarse las 24 horas y ser atendidas por una persona física; y una campaña de difusión de esta Ley; entre otros puntos.

“En la actualidad la parte de la gratuidad del servicio se cumple en casi todos los casos, pero hay muchísimas deficiencias en la parte de entrega de fuentes alternativas de energía. En algunos casos se utilizan grupos electrógenos y en otros baterías UPS que tiene un sistema de alimentación ininterrumpida al cortarse la luz”, cuenta a Tiempo Mayra Helman, vicepresidenta de la Asociación Argentina de Electrodependientes. Mayra es mamá de Joaquín Stefanizzi, un niño que nació prematuro a las 27 semanas de gestación, situación que lo dejó con secuelas neuronales y pulmonares y lo llevó a tener que estar conectado a diferentes dispositivos para poder vivir.

Lamentablemente, Joaquín, falleció el 15 de marzo de 2020 a los seis años de edad. “La Ley es clara: quienes deben entregar las fuentes alternativas de energía son las empresas Edesur, Edenor y el resto de las privadas, pero después de cinco años de sancionada la Ley, solamente el 10% de las personas electrodependientes de todo el país cuentan con esta fuente, y en el AMBA calculamos que las empresas entregaron a 200 personas las baterías, es decir, al 3% de los electordependientes de CABA y Gran Bs As”, agrega Mayra.

Durante el macrismo, el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), puso muchas trabas para que las personas electrodependientes reciban las fuentes alternativas. Al reglamentarse la Ley, exigió que cada familia presente un Certificado de Declaración de Conformidad de Instalación eléctrica (DCI), que obligaba a las familias a modificar todo el tendido eléctrico de su domicilio, trabajo que tenía un costo aproximado de 300 mil pesos. Una vez terminado el “trámite”, las empresas privadas entregarían la fuente alternativa como estipula la norma. El costo de este exigencia del ENRE, provocó que más del 85% de las personas electrodependientes no pudieran acceder a este derecho. Una vez llegado Alberto Fernández a la presidencia, ordenó que el ENRE se haga cargo de todas las modificaciones eléctricas sin costo alguno.

“Si bien esta situación permitió la entrega de baterías, las empresas de energía se demoran mucho en distribuirlas sin explicar el motivo, y cuando se corta la luz, luego de varios llamados, te dejan en la puerta de tu casa generadores de energía que muchas veces no funcionan”, dijo a Tiempo Pablo Rúo, papá de Ramiro de 13 años que está conectado  a un concentrador de oxígeno, bomba de alimentación y saturómetro para poder vivir. Ambos viven en Lomas de Zamora, y son una de las pocas familias que cuentan con una batería alternativa. “Sin dudas la Ley es un alivio por más que no se cumpla como nosotros quisiéramos. Si bien Edesur está bastante desorganizado hoy tenemos un canal de dialogo gracias a la Ley”.

Otros aspectos que no cumplen de la Ley

Uno de los puntos fuertes de la 27.351 se encuentra en el artículo 10, y establece que el Poder Ejecutivo debe desarrollar campañas de difusión, educación y concientización para promover los derechos de las personas electrodependientes; situación que hasta la fecha no se consumó. Las familias de electrodependientes coinciden que este punto es esencial por dos razones: La primera es que las empresas privadas de energía eléctrica estarían condicionadas a cumplir a rajatabla con la norma, si la campaña de concientización tuviera amplia difusión; y por el otro, sumaría a miles de personas al registro nacional. “Conocemos que hay alrededor de 15 mil personas electrodependientes en el país que están registradas, pero nosotros sabemos que hay muchísimas más, casi el doble, pero que no acceden al registro por falta de información”, aduce Marcela Gómez, mamá de Lautaro de 11 años que está conectado a un respirador y a otros seis dispositivos desde su nacimiento.

Por otro lado, el artículo 7 de la Ley, establece que la empresa distribuidora deberá habilitar una línea telefónica especial y gratuita de atención personalizada destinada exclusivamente a los usuarios electrodependientes, y que debe estar disponible las 24 horas; “lamentablemente varias veces llamamos al 0800 y nos atiende una máquina y nos dan un número de trámite, como si fuéramos un cliente normal que está reclamando por un corte de 1 hora, nosotros cuando llamamos es por la vida de nuestros hijos”, termina

Inscripción al registro de personas electrodependientes

Para poder obtener la provisión gratuita del servicio eléctrico en el domicilio, y el equipamiento que asegure una provisión de energía continua y estable ante el corte del servicio; las personas electrodependientes deben inscribirse en el registro nacional que fundó la Ley 27.351. Es un documento que reviste carácter de declaración jurada y se puede hacer bajo dos modalidades: Digital, o envío por correo postal. Quienes quieran inscribirse deben ingresar al siguiente aquí