Varias personas murieron por la aparente ingesta de cocaína adulterada y más de 50 permanecen este miércoles internadas en hospitales del conurbano bonaerense. Según el fiscal general de San Martín, Marcelo Lapargo, que interviene en la causa, sus sospechas son que este hecho fue producido con «intencionalidad».

«Puede ser que se trate de un ajuste cuentas entre bandas de traficantes, pero es conjetural. No tenemos antecedentes de esto, lo cual nos lleva a pensar que la sustancia que sea ha sido incluida intencionalmente, no es un error en el procesamiento del material o no parece serlo», afirmó esta tarde a la prensa Lapargo.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Por su parte, el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, dijo que en una serie de procedimientos que encabezó durante la tarde en un asentamiento conocido como «Puerta 8», del partido de Tres de Febrero, donde se habría comprado la cocaína adulterada, fueron detenidas diez personas en un búnker de venta de droga que ya había sido allanado hace 45 días en el marco de otra investigación.

En la causa interviene una fiscalía especializada en drogas ilícitas del departamento judicial de San Martín, a cargo de Germán Martínez, quien deberá ahora determinar si ese asentamiento fue el origen de la droga y si los detenidos tuvieron responsabilidad en su comercialización.

Al contar con información sobre las primeras víctimas, desde la fiscalía general a cargo de Lapargo, emitieron un comunicado para alertar a la población.

«Se pone en conocimiento de la población en general que se ha determinado que circula una sustancia comercializada como cocina de altísima toxicidad. Se comunica dicha información a la población en general con el fin de que adopten comportamiento positivos con el fin de protegerse a sí mismos y cuidar de su salud», indicó