A través de un decreto que modificó la ley de Ministerios, el gobierno nacional traspasó el área de urbanización de barrios populares que se encontraba en el ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat para depender del ministerio de Desarrollo Social que encabeza Daniel Arroyo.

Con esta decisión, la cartera de Arroyo sumará a sus tareas “la ejecución de las gestiones y obras relativas a la implementación de los programas de integración socio urbanos de los Barrios Populares identificados en el Registro Nacional de Barrios Populares en Proceso de Integración Urbana”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La coordinación de estas tareas está a cargo de la Secretaría de Integración Socio urbana, encabezada por Fernanda Miño, que dependerá de Desarrollo Social.

Las obras tienen financiamiento garantizado a través del 9% de lo que se recauda en el Impuesto País a la compra de dólares y compras en el exterior, y podría sumar más fondos si se aprueba el impuesto a las grandes fortunas.  

A través del Registro Nacional de Barrios Populares (RENABAP) se censaron unos 4400 barrios en todo el país y las obras ya comenzaron en unos veinte barrios del conurbano bonaerense.