La muerte de un niño electrodependiente generó una gran indignación y dejó al descubierto la falta de la reglamentación de la ley provincial por parte de la administración de Cambiemos y la polémica respuesta de Edesur.

Se trata de Valentino, quien murió tras un corte de energía por más de 14 horas en Lomas de Zamora. El chico que sufría parálisis cerebral fue llevado al hospital por su madre tras permanecer un tiempo sin energía eléctrica, cortada por la empresa ante la deuda de 60 mil pesos que registraba la familia.

Verónica, la tía de Valentino, expresó  que esa tarde el niño necesitaba el oxígeno porque estaba con broncoespasmos: “No se lo podía llevar al hospital porque los médicos le habían dicho que era época de bronquiolitis y neumonía, y que era fatal. Por ese motivo no lo trasladamos urgente en ese mismo momento. Cuando se descompensó, tratamos de llevarlo y ya no llegó. Lo tuvimos que trasladar en un auto particular porque las ambulancias con oxígeno son pocas y tardan entre cuatro y seis horas en venir”.

En ese contexto, Edesur sacó un comunicado, que difundió a través de sus redes sociales y donde culpa el rol de la madre por “no haber registrado como cliente electrodependiente”.

“La mamá de Valentino (Mariana Medina) no estaba registrada en la base de datos de la empresa como cliente electrodependiente, un hecho que modifica sustancialmente las cosas” reza el comunicado de la empresa.

La mamá de Valentino aseguró que no estaba al tanto de ese registro, por falta de difusión de la ley y explicó: “En el artículo 10 de la ley se establece que el gobierno deberá desarrollar campañas de difusión, educación y concientización con el fin de promover los derechos de los electrodependientes pero no lo está cumpliendo. Hace un tiempo fuimos al Ministerio de Salud para exigir que la ley se difunda pero nos dijeron que, por recortes en el área, no había presupuesto”, agregó.