La estrategia es utilizada por firmas, empresas y hasta partidos políticos. Cuando crece la desconfianza social, rápidamente hay que darle una nueva imagen y cambian de nombre.  Ahora la red Facebook cambia el nombre a Meta y dejará  de ser una simple red social. La iniciativa fue anunciada por el propio Mark Zuckerberg: “Hablamos de un internet corpóreo: en lugar de mirar una pantalla, estaremos ‘dentro’. Será más natural y vívido: las pantallas no pueden conectar la experiencia humana completa, no pueden brindar la idea de la presencia. Con esta nueva tecnología sí se podrá: de eso se trata el metaverso», explicó el Presidente de Facebook. “Habrá avatars: con eso nos vamos a representar en el metaverso. En lugar de imágenes estáticas vamos a vivir con imágenes representativas de nosotros. Será mucho más rico que las experiencias que tenemos hoy», detalló Zuckerberg durante la octava edición de Connect.

Según un comunicado oficial de la compañía, la empresa dejará de llamarse Facebook y pasará a usar un nuevo nombre: META Facebook. “Hoy somos vistos como una empresa de redes sociales, pero en nuestro ADN somos una empresa que crea tecnología para conectar a las personas, y el metaverso es la próxima frontera, al igual que las redes sociales cuando comenzamos”, dijo Zuckerberg. En el metaverso también habrá una gran variedad de videojuegos. «Los juegos son el lugar donde una gran cantidad de personas experimentarán la Metaverso por primera vez», explicó Zuckerberg.

Con esta tecnología, Zuckerberg busca superar a la bidimensional de Facebook para convertirse en una empresa de “realidad aumentada”. Facebook cuenta en la actualidad con 3 mil millones de usuarios activos que, de esta forma quedarían interconectados en una especie de plataforma multimedial.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

¿Por qué cambia de nombre?

El fiscal general de Washington, Karl Racine, incluyó a Zuckerberg como acusado en su demanda contra la empresa por el escándalo de violación de datos de Cambridge Analytica en 2018. Será casualidad que todo esto ocurre cuando la empresa atraviesa uno de sus momentos más difíciles ante la ley: “Nuestra investigación reveló que Zuckerberg estuvo personalmente involucrado en decisiones relacionadas con Cambridge Analytica y la falla de Facebook para proteger los datos de los usuarios”, agregó el magistrado.

Según los argumentos de la demanda, Facebook violó la privacidad de los usuarios al permitir que Cambridge Analytica, la polémica agencia de consultoría política del Reino Unido, obtuviera datos personales de millones de estadounidenses. En 2019, un juez rechazó una moción de Facebook para desestimar la demanda. En el mismo sentido, se ordenó a Facebook la creación de un comité independiente para temas de privacidad.