Después de las lluvias del viernes en la zona metropolitana de Buenos Aires, para el sábado se espera cielo nublado, con probabilidad de lluvias y tormentas aisladas, vientos leves del noreste, rotando al sudeste, mejorando hacia la tarde-noche cuando el viento volverá a rotar al este. La temperatura mínima será de 24 grados y la máxima de 30.

También podés leer: Tres series para el lluvioso cierre de enero

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Por su parte, el domingo está pronosticado cielo nublado o parcialmente nublado, vientos moderados del sector este, con una temperatura mínima de 24 grados y una máxima de 32.

El Servicio Meteorológico Nacional indicó que el lunes será un día caluroso con nubosidad variable, vientos leves del sector norte; la temperatura mínima será de 25 grados y la máxima de 34.