Educadoras y educadores porteños cumplieron este jueves a un paro de actividades y marcharon a la Legislatura en contra de la propuesta del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires para modificar el Estatuto que regula la carrera de los maestros y maestras del distrito, la cual era debatida en la sesión ordinaria en el edificio parlamentario.

La medida de fuerza convocada por la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) y por la Asociación Docentes de Enseñanza Media y Superior (Ademys) tuvo una amplía adhesión, cercana al 85%, según estimaciones de los sindicatos, que consideraron a la protesta como «un parazo».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El principal reclamo que se escuchó durante la masiva movilización fue contra el proyecto de ley de reforma del Estatuto Docente que impulsa la gestión de Horacio Rodríguez Larreta, junto a la ministra de Educación, Soledad Acuña.

No obstante, también sirvió para exigir por la reapertura de la mesa paritaria para debatir salarios ya que, dijeron «estamos con sueldos de pobreza».

En tanto, el edificio de la Legislatura porteña permaneció vallado al paso peatonal sobre la calle Perú, entre la Avenida de Mayo y Diagonal Sur, y bajo custodia de efectivos de la Policía de la Ciudad desde temprano.

Angélica Graciano, de UTE, manifestó que «el de hoy fue un `parazo´ de los trabajadores y las trabajadoras de la educación y va a ser recordado como el paro de la dignidad», y remarcó que «esta lucha en defensa de la educación pública recién empieza».

«Larreta y Acuña quieren someternos a procesos de precarización y explotación laboral y con este proyecto intentaron generar un enfrentamiento dentro de la comunidad educativa, pero les decimos que no, que estamos todos juntos y todas juntas», afirmó.

Por su parte, Karina Costaguta, de la Unión Argentina de Maestros y Profesores, sostuvo que «los legisladores, hoy, van a votar en contra de la docencia de la Ciudad de Buenos Aires», en tanto que advirtió que «la letra chica del proyecto es el mayor problema, porque no se conoce» y rechazó «la reforma inconsulta que va a vulnerar nuestros derechos».

La secretaría general de Ademys, Mariana Scayola, señaló que «el paro y la movilización es la respuesta de la docencia a la reforma laboral de Larreta y Acuña»; mientras que indicó que los trabajadores de la educación «están con salarios de pobreza. Estamos un mayo y parece diciembre porque no damos más».

El proyecto de ley fue presentado a principios de marzo y plantea la creación de tres nuevos cargos en la carrera docente: maestro especialista, coordinador de trayectorias y preceptor tutor, con los que se busca dar oportunidades de ascenso sin tener que dejar el aula.

También prevé incentivos salariales a quienes se capaciten y la titularización de los docentes del nivel de educación media, que al 31 de marzo de 2020 se encontraban trabajando como interinos.