Un total de 290.000 estudiantes de nivel primario vuelven este martes a la presencialidad plena en las escuelas públicas y privadas de la Ciudad de Buenos Aires, como parte de “un plan gradual y cuidado para sumar presencialidad” en el marco de levantamiento de restricciones implementadas por la pandemia de coronavirus, informó el gobierno porteño.

Además, se suman “otros niveles como la Educación Especial y los estudiantes del Nivel Superior no Universitario, de las escuelas para adultos y de los centros de formación profesional”, señaló un comunicado.

“El paso se fundamenta en el compromiso de la Ciudad para garantizar -siempre en función de la situación sanitaria- que los chicos y estudiantes aprendan en el aula, preparándose para el futuro junto a sus compañeros y docentes”, agregó el texto oficial.

El plan comenzó el 4 de agosto, cuando volvieron a la rutina habitual los alumnos de 4° y 5° año de secundaria y los de 5° y 6° año de secundaria técnica, mientras el pasado lunes se sumaron los chicos de 1°, 2° y 3° año de secundaria y de 1° a 4° año de las secundarias técnicas.

En tanto, el 23 de agosto retomarán las clases presenciales las alumnas y alumnos de Nivel Inicial, detalló el comunicado. .

El nuevo protocolo de clases establece que la burbuja “pasa a ser el aula completa de cada sala/grado/año/curso” y que “entre los diferentes grupos burbujas se deberá respetar la medida de distanciamiento social de al menos 1,5 metros”. A su vez, cada estudiante tendrá un lugar fijo e inmodificable en el aula.

“Si siempre se cumplen las medidas sanitarias de higiene, ventilación, distanciamiento y uso obligatorio del barbijo, las aulas son un lugar cuidado y seguro”, según se indicó.

Semaforazos y asambleas

El gremio de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) realizará entre el martes y el vienes próximo jornadas de lucha en protesta contra la decisión del Gobierno porteño de volver a la presencialidad plena en las aulas.

Desde esa organización gremial se informó que se realizarán clases públicas, semaforazos y abrazos a las escuelas y habrá asambleas en las escuelas para continuar con “la conformación de comités de autocuidado” conformados por docentes, estudiantes y familias.

Por su parte, el secretario adjunto del gremio docente Ademys, Jorge Adaro, consideró que “hay datos que no acompañan” la decisión del Gobierno porteño de retornar a la presencialidad plena en las aulas, al ratificar el paro de actividades que realiza este martes esa organización gremial a raíz del regreso a la presencialidad de un total de 290.000 estudiantes de nivel primario.

“Que no haya distanciamiento entre los alumnos es muy grave, no hay ningún estudio científico que avale que ya no es necesario mantener el distanciamiento”, afirmó Adaro en declaraciones formuladas a El Destape Radio.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE