El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, sobreseyó al falso abogado Marcelo D’Alessio en una causa conexa a la que lo tiene procesado y preso por asociación ilícita. Se trata de una imputación por “encubrimiento”, ya que cuando fue allanada su casa en el barrio Saint Thomas, de la localidad bonaerense de Canning, fue secuestrada una motocicleta marca Kawasaki de alta cilindrada sobre “la que pesaba un pedido de secuestro activo de fecha 27/05/2014 a requerimiento de la División Investigación Delitos contra el Automotor”.

En efecto, esa causa tramitó ante el juzgado de instrucción penal número 23, que después del hallazgo del rorado dispuso el levantamiento del pedido de incautación el 29 de marzo de 2019.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La moto era propiedad de un particular, Roberto José Eduardo Giancristian, quien se presentó en el juzgado de Dolores y aclaró la situación: le había entregado el rodado a D’Alessio porque el falso abogado sospechado de espionaje ilegal iba a adquirirla.

Ramos Padilla consideró, en ese contexto, que “la tenencia de la motocicleta no tenía como antecedente la comisión de ningún delito ni, por lo tanto, tampoco podría siquiera suponerse un hipotético conocimiento del imputado de que la moto provenía de un delito”.

“Entiendo que, en el caso, no se ha configurado delito pues no se dan los elementos requeridos para sostener la existencia del delito de encubrimiento por la adquisición del motovehículo”, estableció el juez.

No obstante, decidió que “el rodado continuará secuestrado a disposición de este tribunal y a las resultas de este proceso”.