El Movimiento de Campesinos de Santiago del Estero denunció que durante la madrugada del jueves sufrieron un allanamiento totalmente ilegal llevado adelante por efectivos de la policía de Sumampa y tres detenciones ilegítimas.

Los efectivos ingresaron a la casa de Guillermo Cejas y de Alcides Acosta en la comunidad campesina de Loma Blanca Norte, dentro del departamento de Salavina y se llevaron detenidos a Cejas, su hijo (menor de edad) y a Acosta.

“A mí padre le pegaron llegaron como 40 policías y a mi hermano y a mí nos amenazaron de muerte, que si no entregábamos nuestros padres nos mataban. Nos tuvieron con las manos atrás y contra el piso hasta que encontraron a mi papá que no estaba en mi casa. Le pegaron frente a nosotros y no nos dejaron ni que lo saludemos cuando se lo llevaron. Nos han dicho que nos olvidemos de nuestros padres”, cuenta en un audio el Javier Acosta, hijo de Alcides y sobrino de Cejas, ambos detenidos, que además afirma “no sólo han entrado a la casa y han hecho un desastre, también se han llevado cosas”.

“Yo me fui a lo de mi tío a fijarme cómo estaba mi tío y no había nadie. Adentro de la casa era un desastre, estaban mesas, sillas ventanas todo roto, había roto los muebles y los platos. Un desastre la casa de mi tío”.

La detención hasta el momento está a cargo de la fiscal María Victoria Sottini y hasta el mediodía no se había informado cuál es la acusación contra los detenidos. En las primeras horas de la tarde, ambos detenidos contaron que fueron torturados en la comisaría de la zona. Actualmente, el movimiento cortó la ruta en protesta por las detenciones. 

La situación fue denunciada desde las redes sociales del Mocase. “Detrás de todo esto, están las maniobras “Yiya” Molina, famoso sicario de Musa Azar, que todavía influyen en parte de la policía y el poder judicial de Santiago del Estero. Intentan seguir con el robo de tierras y ganado, al que las familias campesinas de la zona de los rios dijeron basta. Hacemos responsable a la fiscal Sottini y a la justicia quien ordena allanamientos de madrugada y detiene menores, como en los tiempos oscuros de la dictadura a los que ayer dijimos una vez más NUNCA MAS.”

Por su parte, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos piden explicaciones sobre estas acusaciones. “La gravedad de este hecho ilustra el procedimiento del poder judicial de la Provincia, fuerte con los débiles y débil con los fuertes. Las comunidades de Loma Blanca Norte venían denunciando el accionar ilícito de personas en el territorio que ancestralmente ocupan, denuncias que no han prosperado”, expresa el comunicado. “Sin embargo la fiscal, como respuesta a esas denuncias, solicita a la jueza Cecilia Vittar que ordene el allanamiento y la detención de los propios denunciantes, procedimiento que se ejecuta en tiempo récord y de madrugada. Desde la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos Regional Santiago del Estero exigimos el cese de la violencia institucional, se dé a conocer el paradero y acusación contra los detenidos y su urgente liberación”.

También desde el CELS repudiaron enérgicamente la detención ilegítima.