El presidente Alberto Fernández aseguró hoy que cuando el Gobierno nacional lleva “al interior de la patria, y al norte particularmente, más acceso a bienes y servicios que necesitan” está “generando igualdad”, y exhortó a “construir las condiciones necesarias para que el pueblo viva con la dignidad que se merece”. Lo aseveró al encabezar en la Casa de Gobierno de Santiago del Estero la firma de convenios de obras y acuerdos para esa provincia.

Fernández remarcó que el agua “es un derecho humano y no debería ser un privilegio, y mucho menos un privilegio de pocos”, en relación al acto que encabezó en la localidad de Amamá, en el departamento Mariano Moreno, por el inicio de la obra hídrica del Nuevo Canal de la Patria, que beneficiará a más de 300.000 habitantes, y sostuvo la idea de que “el agua potable llegue a todos lados”.

En la primera actividad en la provincia, en Amamá, Fernández planteó la necesidad de ocuparse de los argentinos que “hay en cada rincón del país” para que “puedan desarrollarse, trabajar, crecer y estudiar. En cada rincón del país hay argentinos y argentinas que tenemos que ocuparnos, para que cada uno de ellos, viva donde viva, pueda vivir cómodo, puedan desarrollarse, trabajar, crecer, estudiar”, puntualizó el primer mandatario.

Los técnicos de la obra explicaron que el nuevo Canal de La Patria tendrá 180 kilómetros de canal impermeabilizado con revestimiento de hormigón, que se hará en paralelo al canal existente, el cual tenía pérdidas y no estaba revestido, lo que impedía el normal recorrido del agua.

El Canal empezará en Santos Lugares y en la toma de Río Salado; se bifurcará en el kilometro 43, a la altura de 9 de Julio; y terminará en el kilómetro 178, en Quimili. La obra llevará 30 meses de ejecución. Estuvieron también De Pedro, Katopodis y Cambrini.