Con la confirmación de al menos ocho casos de covid–19 en el colegio La Salle de Córdoba, las autoridades decidieron cerrar preventivamente el histórico establecimiento, tanto en primaria como en secundaria. Todos los positivos fueron por la variante Delta. Los primeros dos contagios se notificaron a fines de la semana pasada. Eran de dos cursos diferentes. Tras el rastreo que realiza Epidemiología con posibles contactos estrechos, detectaron al menos seis más.

“Luego de evaluar la situación y consultada la Dirección General de Institutos Privados de Enseñanza, el Ministerio de Salud provincial recomendó aislar preventivamente por 14 días al primer ciclo del secundario”, informó el colegio en un comunicado. Un posible origen fue el 23 de octubre, cuando se realizó una fiesta. Hasta el momento, no pudieron establecer cuántos fueron los asistentes. “Además, estos cursos comparten espacios comunes durante el recreo”, aclararon las autoridades.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La situación derivó en que también aislaran por 14 días a los alumnos del segundo ciclo del primario (cuarto, quinto y sexto grado, turno mañana) “debido a que comparten el recreo”. Además, sumaron a la cuarentena a los alumnos de jardín que tienen hermanos en los dos anteriores niveles, y a docentes y no docentes.

Una vez conocido el brote, el Ministerio de Salud provincial empezó a realizar hisopados dentro del establecimiento escolar con el objetivo de cortar rápido la transmisión de esta cepa originada en la India y que ya representa más del 80% de los casos en Córdoba y en el AMBA.

“Este es un protocolo particular del Ministerio de Salud para contener un brote de la variante Delta. Vamos a priorizar la salud pública y por unos días recurrir a clases virtuales”, declaró a la prensa cordobesa Martín Digilio, director general de la institución. Tanto alumnos como docentes deberán regresar cuando tengan un test de antígeno negativo.

Ayer, Córdoba notificó 55 nuevos casos de Covid–19, el 10% del total de casos en el país. La provincia fue la primera en tener un brote de contagios de Delta a raíz de la llegada de una persona proveniente de Perú que, estando infectada, tuvo distintos encuentros sociales, sin respetar el aislamiento obligatorio. Contagió a 35 personas, y él mismo terminó falleciendo. La buena noticia epidemiológica de ayer en Córdoba vino de la mano con la baja sostenida de fallecimientos: sólo murió una mujer. Tenía 78 años, y presentaba antecedente de patología previa.