Unas horas antes de la peor caída de Facebook y WhatsApp, la ex empleada de Mark Zuckerberg, Frances Haugen, de 37 años, había confesado ser la “garganta profunda” que nutrió al Wall Street Journal durante tres semanas en donde se publicaron sendas notas que dejaban en evidencia el uso discrecional por parte de la empresa de los datos de los usuarios.

Haugen reconoció este fin de semana en una entrevista en el programa 60 Minutes, que se emite en la CBS, haber sido la principal fuente de información del informe publicado en el Wall Street Journal llamado los Archivos de Facebook, en el cual se daba cuenta de documentos internos y memos de la compañía que habían sido copiados oportunamente por ella cuando trabajaba para la firma.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Sin eufemismos, la mujer aseguró que Facebook está “destrozando nuestras sociedades”, al tiempo que precisó que se utilizaban algoritmos que priorizaban los beneficios económicos, ante el bienestar y salud mental de los usuarios. Por ejemplo, esta ingeniera informática y científica de datos

La ex “directora de producto en el equipo de desinformación de Facebook”, describió que la empresa apenas interviene entre el 3% y 5% de las situaciones de odio y en unas 6 décimas del 1% de los posteos relacionados con la violencia y la incitación.

Haugen comentó, además, lo peligroso que Facebook resulta para las democracias y mencionó que contribuyó a amplificar los disturbios de enero en el Capitolio. “La versión de Facebook que existe hoy en día está desgarrando nuestras sociedades y provocando violencia étnica en todo el mundo”, dijo a la CBS.

Peor aún es la manipulación que la empresa haría de Instagram, ya que en este caso las víctimas serían adolescentes vulnerables y que la plataforma pronunciaría la tendencia de estos a autolesionarse.