“Hola buen día, un día extraño. El día es preciso, fantástico, sin una sola nube, pero estoy afuera de los temas. Estoy internado desde ayer y permaneceré así un par de días. Tengo una arritmia desde hace tiempo y, no sé si son estas épocas maradonianas tan especiales, tuve algún percance y ayer amanecí mareado. Y me han traído para una clínica, donde dos enfermeras maravillosas, Natalia y Marlene, me cuidan de forma estupenda, Me tengo que quedar 48 por precaución. Por lo tanto voy a estar un poco ausente del programa (…) esta salida es fundamentalmente para tranquilizar a los amigos, que pregunta y se genera preocupación. Está todo bien. Bajo control”. La voz de Víctor Hugo tenía un eco extraño, diferente. Claramente no estaba en el estudio de la 750. Tampoco en el improvisado en su casa, desde donde realiza sus emisiones desde que comenzó el aislamiento por la cuarentena. Estaba en una sala de una clínica y él mismo explicaba los motivos de esa rareza en el comienzo de La Mañana.

Ya había causado extrañeza que no cumpliera con la anunciada trasmisión del partido de Talleres-Boca, en Córdoba, el domingo por la noche.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

A raíz de esta situación, el periodista uruguayo no podrá realizar su habitual programa en el canal televisivo C5N por unos días.

La referencia realizada por él mismo al hablar de “épocas maradonianas” se debe a que se mostró días pasados muy conmovido por la muerte del astro futbolístico Diego Armando Maradona, con quien mantenía un estrecho vínculo profesional.
Cabe recordar que muchos hitos en su trayectoria como relator en nuestro país están ligados a la carrera del futbolista, entre ellos, su famosa locución del monumental segundo gol a Inglaterra en el Mundial de México de 1986.

Además, la primera intervención de Víctor Hugo en tal sentido en la Argentina coincidió con el debut de Maradona en Boca, en 1981, en un partido en el que los “xeneizes” empataron 2 a 2 con Talleres de Córdoba. El periodista y el astro futbolístico además compartieron la conducción de programas especiales en los mundiales de Brasil 2014 y Rusia 2018.

Además se supo que Víctor Hugo pensaba viajar en unos días al Uruguay con lo cual, además debía hacerse controles, ya que toma una medicación desde hace muchos años por la arritmia. Y “ahora tiene que dejar de ingerir esa dosis por unas horas para ajustarla a lo que corresponde y necesita”. Es menester, entonces, que quede en observación para que los médicos evalúen esos cambios,

De todas maneras, es seguro que participe de varios tramos de su programa radial por teléfono. Los médicos que lo tratan le pidieron tener “prudencia de no trabajar demasiado hoy”. Pero él mismo lo explicó: “Conocen mis hábitos, entonces me han reclamado que haga lo menos posible por lo menos en esta jornada”.