El Tribunal Oral Federal (TOF) 2 de La Plata dará a conocer mañana el veredicto en el juicio que se sigue a 21 presuntos narcos acusados de haber intentado traficar 700 kilos de cocaína a Europa a través de muebles de estilo y un velero, informaron fuentes judiciales.

La audiencia se iniciará a las 10, cuando se le dará a los imputados la posibilidad de pronunciar sus últimas palabras del proceso y luego los jueces Jorge Michelli, Alejandro Esmoris y Nelson Jarazo pasarán a deliberar.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Martín Lanatta, uno de los condenados por el Triple Crimen de General Rodríguez, se casó por civil en el penal Ezeiza durante una ceremonia en la que también reconoció a un hijo y se reencontró con su hermano mayor Cristian, alojado en la misma unidad y al que no veía desde el último 9 de enero cuando lo recapturaron en Santa Fe tras la fuga de ambos del penal de General Alvear.

Bajo extremas medidas de seguridad, Lanatta, de 42 años y condenado a prisión perpetua por el asesinato de Sebastián Forza, Leopoldo Bina y Damián Ferrón se casó hoy a las diez de la mañana con Viviana Sungría, una amiga de la infancia, diez años mayor que él, que nunca dejó de visitarlo mientras estuvo preso. En el mismo evento el recluso reconoció ante el juez de Paz al hijo que tiene con Sungría (además es padre de otros cinco de un matrimonio anterior).

Según las fuentes, en total se casaron cinco presos del Módulo 3, mientras que hubo otros cuatro que reconocieron hijos y 10 que tramitaron su documento de identidad.

Luego del casamiento, a los detenidos se les permitió mantener un encuentro de una hora con los familiares y amigos que asistieron. Además se les autorizó una «visita higiénica» con sus parejas en una de las habitaciones destinadas para encuentros íntimos dentro del penal.

Otro dato relevante de la jornada fue el reencuentro de los hermanos Lanatta por primera vez desde que fueron recapturados tras la fuga del penal de General Alvear.
Por decisión judicial, Cristian, de 44 años, se encuentra alojado en un pabellón distinto, impedido de cualquier contacto con Cristian. Sin embargo, hoy tuvo una autorización especial de la justicia para participar de la ceremonia.

En tanto, el tercer condenado por el triple crimen que se fugó junto a ellos, Víctor Schillaci, se encuentra alojado en el módulo de Ingreso.

Junto a Marcelo Schillaci, hermano de Víctor, los cuatro están condenados a prisión perpetua por el Triple Homicidio, cometido en agosto de 2008.

De acuerdo a la investigación judicial, el autor intelectual de los asesinatos, vinculados al tráfico de efedrina para narcos mexicanos, es Ibar Pérez Corradi, quien fue extraditado la semana pasada desde Paraguay, tras permanecer más de cuatro años prófugo .

El 27 de diciembre último, los hermanos Lanatta y Víctor Schillaci escaparon de General Alvear y mientras que Martín lo recapturaron el 9 de enero, a los otros dos los detuvieron tres días después, también en Santa Fe.

Durante la fuga, los evadidos pasaron por las localidades bonaerenses de Florencio Varela, Quilmes, Chascomús y Ranchos, donde balearon a dos policías, tras lo cual huyeron hacia territorio santafesino en el que también cometieron una serie de hechos violentos para evitar ser detenidos.

Durante los alegatos, la Unidad de Información Financiera (UIF), que es querellante en la causa, solicitó penas de hasta 21 años para todos los imputados, mientras que el fiscal Marcelo Molina reclamó condenas sólo para seis de ellos al considerar que no se trataba de una «organización», sino que se trató de hechos diferentes.