Durante la semana se mediatizó un hecho ocurrido en las inmediaciones del Barrio Padre Mugica en la zona sur de la Ciudad, más precisamente en Villa Lugano. La impronta dejó la sensación de que simplemente hubo una balacera entre narcos que dominan el territorio. Lo cierto, es que lo que salió publicado fueron situaciones que allí se repiten a diario.

“Esto pasa todos los días, a la noche no se puede salir, es una zona liberada por la Policía de la Ciudad”, denuncia a Tiempo, uno de los tantos vecinos, testigo de los enfrentamientos que ocurren cotidianamente en la zona. “Te voy a pedir que no digas mi nombre porque acá te matan. El año pasado prendieron fuego la casa de una mujer que le gritó en la cara a uno que vende droga diciéndole que lo iba a denunciar, de casualidad la mujer está con vida pero perdió todo lo que tenía”, contó.

El conjunto de vecinos y vecinas coinciden en que la complicidad de la Policía que dirige el vicejefe de gobierno, Diego Santilli, con los delincuentes narcos, es evidente: “En este momento hay un grupo de policías que montan guardia, ponele, y están vendiendo droga delante de ellos y no pasa nada, habrán arreglado otra vez”, intuye otro vecino que fue consultado por este diario. La zona queda ubicada a tan solo dos cuadras del Ministerio de Desarrollo Humano que dirige María Migliore, una de las funcionarias preferidas de Horacio Rodríguez Larreta.

“Hace tres días que los comedores y merenderos de la zona no abren c porque tienen miedo, a cada merendero van por día entre 300 y 400 personas que hace tres días no comen”, pinta el panorama otra vecina. La zona está totalmente abandonada, hay un edificio que comenzó a ser construido donde iba a funcionar una escuela, viviendas que nunca llegaron a levantarse, y algunos locales que iban a funcionar como comercios. Todas esas obras están totalmente suspendidas, y por donde actúan libremente los denominados narcos. “A dos metros de donde te estoy hablando está la esquina de Piedrabuena y Bermejo, donde en 2007 Mauricio Macri hacía campaña para ser Jefe de Gobierno con una nena arriba de una madera”. Fue la única vez que Macri se acercó a ese barrio. “En este lugar abandonado actúan los narcos”, remata la mujer.

En el marco de estos incidentes, fuentes del Ministerio de Seguridad de la Nación aclaran que “desde 2019, la Ciudad de Buenos Aires adhiere a la ‘Ley de Desfederalización del Narcomenudeo’, lo que significa que esta jurisdicción se constituye como el primer actor estatal que debe intervenir en materia de narcotráfico, sobre todo en causas protagonizadas por bandas dedicadas al narcomenudeo”.

Esta aclaración evidencia la falta de gestión en materia de Seguridad que existe en todo el distrito porteño y refuerza la idea de “zona liberada” que denuncian las y los vecinos de Lugano, ya que, según cifras oficiales, la Ciudad de Buenos Aires cuenta con más de 26 mil agentes, de los cuales cerca de 19 mil realizan su labor en las calles, lo que lo convierte en el distrito que posee el mayor número de efectivos policiales, por cada 100 mil habitantes, de todo el país. “Los casi 900 oficiales que posee la Policía de la Ciudad, triplican a los 300 recomendados por la ONU. Estos datos toman más relevancia si se compara el caso de Buenos Aires con otras ciudades de escala global como Londres o Berlín, donde los números descienden a 468 y 101, respectivamente”, argumentan desde Seguridad de Nación.

Cabe destacar que durante el 2016 se estableció el traspaso de la Superintendencia Metropolitana de la Policía Federal Argentina a la Ciudad de Buenos Aires; y que en ese mismo período, se presentó el proyecto de ley que posibilitó la creación de la Policía de la Ciudad. En tan solo el primer año de gestión de Mauricio Macri como Presidente, se produjo la transferencia del manejo de la seguridad ciudadana en la Ciudad de Buenos Aires del ámbito nacional a la local.

El 5 de enero de 2016, además del traspaso de facultades y funciones de seguridad no federales a la órbita porteña, y se estableció un período de transición de un año para llevar adelante la transferencia. Asimismo, se establecieron los bienes muebles e inmuebles, así como el personal que pasaría a depender de la Ciudad, una vez transcurridos los tiempos establecidos.

“A pesar de la vigencia del convenio, el Gobierno de Ciudad no asumió la responsabilidad de la seguridad ciudadana en los barrios de Puerto Madero, Cildañez, Zavaleta, 21/24 y Barrio Padre Ricciardelli (1-11-14). Esto generó que el Estado Nacional mantuviera el despliegue de Fuerzas Federales de Seguridad en esas zonas de la Capital Federal”, suman desde Seguridad. En febrero, la Ministra Frederic recibió al vicejefe, y encargado de la cartera de Justicia y Seguridad de la Ciudad, donde se estableció que el 1 de marzo de 2021, se iba a dar inicio a una transición planificada para que la Policía de la Ciudad asuma su responsabilidad en toda la jurisdicción local.

Acá estamos

La UB La Patria es el Otro emitió un comunicado respecto de los últimos sucesos en Lugano. “Vivimos en una ciudad donde las oportunidades son nulas, donde el estado está ausente”, afirman. “Venimos a contar lo que los medios no cuentan. Vivimos y venimos pateando el barrio, un barrio lleno de compromiso social, de amor y solidaridad, donde muchas familias pelean por el día a día (…) donde prima la solidaridad, donde la lucha por la inclusión la enfrentamos con resistencia, compromiso y organización popular ante la ausencia del Estado”. Acá estamos

La UB La Patria es el Otro emitió un comunicado respecto de los últimos sucesos en Lugano. “Vivimos en una ciudad donde las oportunidades son nulas, donde el estado está ausente”, afirman. “Venimos a contar lo que los medios no cuentan. Vivimos y venimos pateando el barrio, un barrio lleno de compromiso social, de amor y solidaridad, donde muchas familias pelean por el día a día (…) donde prima la solidaridad, donde la lucha por la inclusión la enfrentamos con resistencia, compromiso y organización popular ante la ausencia del Estado”.