No solo ex presidentes y altos dirigentes del Brasil de diferentes espacios, como los son Luis Inacio Lula da Silva y Fernando Henrique Cardoso coincidieron en repudiar al presidente Jair Bolsonaro y su apoyo a grupos que “atentan contra las instituciones” y que marcharán contra el Congreso Nacional el 15 de marzo próximo. También los más diversos espacios populares, sindicales y sociales se unieron en “el espanto” como respuesta contundente a la protesta de grupos autoritarios que se manifestarán contra el emblema de la democracia.

Movimientos sociales, centrales sindicales y el feminismo se adelantarán al acto promocionado por el propio presidente y marcharán el 8, 14 y 18 de marzo, sumándose a eventos ya agendados con una nueva bandera, la “defensa del estado democrático de derecho”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La articulación comenzó a gestarse al comienzo de esta semana después de que el presidente compartió en WhatsApp un video convocando a la manifestación de extrema derecha que pide el cierre del Congreso y el Supremo Tribunal Federal (STF, corte suprema) así como el fin del “parlamentarismo blanco”, como denominan al gran poder que según ellos tiene el Congreso contra el Ejecutivo.

El respaldo de Bolsonaro a ese video fue interpretado como una suerte de “autogolpe”, al punto que se unieron en el reclamo los ex presidentes Lula y Cardoso. Bolsonaro aclaró que su comunicación oficial es a través de sus redes, en cambio el WhatsApp es personal, pero el mensaje ya estaba instalado.

En Brasil incluso hay un debate acerca de si el presidente violó la Constitución y faltó a los deberes de funcionario público y el presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, lo consideró pasible de un juicio político.

Independientemente de eso, los sectores populares activaron sus agendas y aprovecharon propuestas ya fijadas para incorporar nuevas consignas en defensa de la democracia. Las fechas son el 8 de marzo, Día Internacional de lucha de la mujer, diversos actos el 14 de marzo, fecha que marca dos años del asesinado de la concejal y activista de Río de Janeiro, Marielle Franco, y manifestaciones en defensa de los servicios públicos y trabajadores estatales, convocadas para el 18.

“Una pauta central de este 8 de marzo es ‘Fuera Bolsonaro’. No es sólo contra el ministro x o y, queremos a todo el gobierno fuera, no tiene salvación. Este gobierno es enteramente un retroceso para las mujeres. Ya lo veníamos afirmando y esto se vuelve cada vas más claro, que es un gobierno fascista, sus declaraciones son fascistas”, dijo María Julia Montero, de la Marcha Mundial de Mujeres (MMM), según señaló el sitio Brasil de Fato.

En una reunión conjunta realizada el jueves, agrega el medio, la Central Única de los Trabajadores (CUT), Fuerza Sindical, CSP-Conluchas, Intersindical y otras centrales reafirmaron la unidad en la “defensa intransigente” de las instituciones y del Estado Democrático de Derecho.

Con el mismo objetivo, las entidades participarán del encuentro que tendrá lugar en Brasilia con partidos políticos y movimientos sociales el próximo martes 3. «

Las manifestaciones contarán con la actuación de diversos gremios, entre los que se destaca el de la educación, sector que viene manteniendo un duro enfrentamiento con el gobierno y el ministro de la cartera. Estudiantes, profesores y empleados saldrán ahora a las calles en defensa de la enseñanza pública y la democracia.

Para el presidente de la Confederación Nacional de los Trabajadores de la Educación, Heleno Araújo, las protestas de la derecha contra el Congreso Nacional auspiciados por Bolsonaro son una “aberración”. El gremialista lo calificó “una falta de conducta ética y moral de un presidente de la República. Estamos unificando nuestras acciones del día 8 de marzo para poner mucha gente en las calles en el Día Internacional de la Mujer, para contraponer al día 15”. El sindicalismo docente se sumará a la marcha el 18, originalmente organizada por los estudiantes y a la que luego adhirieron los empleados públicos que reclaman el desarme de la estructura estatal.

“Estamos orientando nuestras entidades a realizar la actividad del 18 de marzo en lugares simbólicos, en defensa de la democracia y el empleo público. Entonces, cámaras municipales y asambleas legislativas serán puntos de concentración o de finalización de marchas, trayendo esa relación de protección del legislativo como espacios de democracia”, dijo el dirigente.

A las protestas se sumaría el poderoso sindicato del Metro de San Pablo, cuyos trabajadores están en alerta por lo que consideran una “política de privatización permanente”. El director del gremio, Sergio Magalhaes, afirmó que el gobierno estadual no respeta acuerdos colectivos y que el gremio, que realizará un paro el día 4, sufre ataques intensos desde fin del año pasado.

“Es necesaria una unidad nacional, más que nunca, para salir a la calle a luchar contra el gobierno. Tanto federal como estadual. El día 18 se convierte en un punto de convergencia de todas las luchas de resistencia que estaban en curso y tuvieron un salto de calidad con esta ofensiva neofascista del gobierno federal”, dijo Magalhaes.

“Patriota y ama a Brasil”

Un columnista del diario O Globo reveló que uno de los videos compartidos por el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, convocando a la manifestación contra el Congreso Nacional y el Tribunal Supremo de Justicia, cuenta con la locución de un funcionario con relación cercana al mandatario y además director de una entidad autárquica estatal. Se trata del coordinador general de publicidad y propaganda del Instituto Brasileño de Turismo, Embratur, Silvio Santos Nascimento. Según aseguró el periodista Lauro Jardim, en el video que replica la consigna #SomosTodosBolsonaro se oye la voz del funcionario diciendo: “Brasil sólo puede contar con vos. Tenemos un presidente cristiano, patriota, justo e incorruptible. El 15 de marzo mostrá que sos un patriota y ama al Brasil”.