El oficialismo de Perú inició un proceso de recolección de firmas con el objetivo de impulsar un referendo para llamar a una Asamblea Constituyente que modifique la carta magna nacional, tal como lo prometió el presidente Pedro Castillo en su campaña.

La revelación la hizo la vicepresidenta, Dina Boluarte. “Estamos trabajando en ello, recolectando las firmas para ese referendo de una Asamblea Constituyente”, dijo esta semana. La vice, que es también ministra de Desarrollo e Inclusión Social, advirtió que en los 28 años de vigencia de la Constitución el Congreso aún no hizo “ningún cambio que valga la pena en beneficio de las grandes necesidades del país”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La Constitución de Perú no contempla en su texto la instauración de una Asamblea Constituyente, por lo que para un cambio completo de la carta magna se requiere primero que se realice una reforma constitucional que introduzca esta figura en el ordenamiento jurídico.

El viernes pasado, el diputado oficialista Alex Flores había presentado en el Congreso peruano un proyecto de ley que introduce incorporar a la Constitución la chance de llamar a una Convención. El proyecto no tiene un buen pronóstico. Según pronunciamientos de los partidos, al menos 80 de los 130 congresistas rechazan de plano la creación de una Constituyente, lo que deja en minoría al oficialismo en su idea de crear el nuevo cuerpo, utilizado antes en varias ocasiones en la historia peruana.

En el discurso de posesión, el 28 de julio, Castillo enfatizó que la lucha por una nueva Constitución se hará dentro de los cauces de la actual Carta Magna.