Tras la violenta represión a una manifestación que pedía la renuncia del presidente Abdo Benítez por la crisis sanitaria provocada por el coronavirus en Paraguay, uno de los países puestos como ejemplo por la oposición argentina hasta no hace mucho, todos los ministros pusieron sus cargos a disposición del mandatario. Miles de personas se concentraron el viernes en la plaza del Congreso de Asunción para manifestarse contra la falta de insumos para combatir el coronavirus y por el colapso de los hospitales ante el aumento de casos. La violenta represión policial dejó un saldo de al menos 21 heridos. “Renuncia Abdo” y “Gobierno corrupto” gritaban.

“El Presidente escuchó a la ciudadanía. Pidió a todos los ministros de su gabinete poner sus cargos a disposición. El Presidente va a anunciar cambios”, el portavoz del gobierno. Las movilizaciones exigían en principio la destitución del ministro de Salud, Julio Mazzoleni.”Hacemos un llamado a la movilización permanente. Existe un hartazgo ante tanta corrupción e ineficacia del Gobierno nacional”, alentó el senador Fernando Lugo, líder del partido Frente Guasú (Frente Grande), presidente entre 2008 y 2012, cuando fue destitu{ido por un golpe legislativo.

“El Presidente no ha garantizado el abastecimiento en tiempo y forma de los recursos para la salud”, afirmó.