El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró este viernes el estado de emergencia nacional por la pandemia de covid-19 y además adelantó que su país comprará grandes cantidades de petróleo “para llenar reserva estratégica”. Las medidas fueron bien recibidas por Wall Street, que después de una jornada negra el jueves, remontó un 9% después del anuncio.

«Declaro oficialmente una emergencia nacional», dio el mandatario para añadir que «esta medida que tomo habilitará el acceso de hasta 50.000 millones de dólares (…) para estados y territorios y localidades en nuestra lucha común contra esta enfermedad».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El mandatario anunció además acuerdos con la industria farmacéutica para acelerar la fabricación de dispositivos para testear el nuevo coronavirus y dijo que para inicios de la semana próxima habrá medio millón de ellos disponibles.

Además, la corporación Google está desarrollando un sitio web para que las personas determinen si necesitan un test, facilitar la prueba y fijar un lugar apropiado para hacerla.

El mandatario expuso un acuerdo entre el Gobierno y los grandes laboratorios para acelerar la disponibilidad de dispositivos.

En la rueda de prensa, se hizo acompañar por ejecutivos de la industria, que hicieron uso de la palabra promocionando sus negocios y productos vinculados al combate del covid-19.

La administradora de los Centros para los servicios Medicare y Medicaid, Seema Verma, dijo en la rueda de prensa que se suspendían las restricciones que impiden a las autoridades estatales ampliar la cobertura para población vulnerable sin recursos para pagar por un test o un tratamiento contra la nueva neumonía.

«Ningún recurso se limitará para atender a nuestra población», dijo el presidente.

Trump anunció asimismo que mientras dure la emergencia nacional se suspenderá el cobro de intereses en los créditos estudiantiles y que ordenó al Departamento de Energía adquirir grandes cantidades de petróleo para «llenar hasta arriba» las reservas estratégicas del país.

EEUU tiene 1.629 casos confirmados en todo el país y 41 decesos, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.