Acusan a la empresa propietaria de Zara de eludir casi 600 millones de euros en impuestos

El grupo Inditex, del multimillonario Amancio Ortega, denunciado por eurodiputados.
8 de Diciembre de 2016

Bruselas, Bélgica

El grupo textil español, Inditex, líder mundial del sector, habría evitado pagar al menos 585 millones de euros de impuestos entre 2011 y 2014 mediante técnicas de optimización fiscal, indica este jueves un informe de los europarlamentarios ecologistas.

"Nuestra investigación muestra que Inditex se ahorró al menos 585 millones de euros en impuestos (...) mediante técnicas de elusión fiscal agresivas, principalmente en Holanda, Irlanda y Suiza", señala el informe de 36 páginas.

Según Inditex, propiedad de la segunda fortuna del planeta, Amancio Ortega, "el informe parte de premisas equivocadas que le conducen a conclusiones erróneas", indicó en un comunicado.

El grupo textil español, matriz de marcas como Zara, Bershka, Pull and Bear o Massimo Dutti, es la tercera empresa en el punto de mira del grupo de Los Verdes por sus técnicas fiscales, después del grupo sueco de mobiliario Ikea y el gigante químico alemán BASF.

Para el eurodiputado ecologista Pascal Durand, miembro de la comisión de investigación sobre los papeles de Panamá, "es hora de que los gobiernos de la UE pongan en marcha una nueva serie de medidas" para "frenar la competencia fiscal", como una "transparencia fiscal pública país por país y un tipo mínimo de imposición de las compañías".

Las prácticas de optimización fiscal de las multinacionales, entre ellas la posibilidad para una empresa de declarar todos sus beneficios en países donde dispondrían de un régimen preferencial de imposición gracias a un acuerdo con su gobierno, están en el punto de mira de la Comisión Europea.

A finales de octubre, el ejecutivo europeo retomó un ambicioso proyecto de reforma del impuesto de sociedades en la UE, un primer paso hacia la armonización de las reglas fiscales en Europa que busca luchar contra estas prácticas, aunque los tipos impositivos seguirían siendo competencia exclusiva de los gobiernos.

En el caso de Inditex, "no estamos hablando de ilegalidades, estamos hablando de prácticas posibles en el marco de la legalidad vigente", indicó en rueda de prensa el eurodiputado español de Los Verdes, Ernest Maragall, quien apuntó a la responsabilidad de los gobiernos nacionales.

En esta misma línea, la oenegé Oxfam urgió en un comunicado a gobiernos e instituciones a actuar. "El verdadero escándalo es que Inditex no está haciendo nada ilegal", indicó esta organización, que pidió a la Unión Europea "una hoja de ruta hacia una mayor coordinación y armonización fiscal".

Inditex anunció en septiembre un aumento de su beneficio neto en un 8% en el primer semestre de 2016, a 1.256 millones de euros. Las ventas aumentaron en este período un 11% a 10.465 millones de euros.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS