Un juez civil pidió todas las causas que relacionan al expresidente Mauricio Macri con los Panamá Papers para determinar si engañó a la Justicia y ocultó bienes y dinero. La nueva investigación se relaciona con el juicio de sucesión de Franco Macri y fue impulsada hace más de un año por la Inspección General de Justicia (IGJ).

Mauricio Macri fue desvinculado en todas las instancias judiciales, durante su mandato como jefe del Estado, de su responsabilidad en el escándalo mundial por maniobras económicas de los Panamá Papers. Esa situación, ahora, podría cambiar.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El juez en lo Civil Federico Javier Causse asumió como propia la tramitación del juicio sucesorio y todas las causas conexas que de alguna manera se vinculan con la herencia de Franco Macri, fallecido el 2 de marzo de 2019.

“El Código Civil y Comercial de la Nación dispone que el proceso sucesorio tiene por objeto identificar a los sucesores, determinar el contenido de la herencia, cobrar los créditos, pagar las deudas, legados y cargas, rendir cuentas y entregar los bienes. (…) Se ha entendido que el juez del sucesorio debe juzgar en todas las demandas concernientes a los bienes que integran el acervo del causante para facilitar la liquidación de la herencia, la división de bienes o el pago de las deudas”, explicó el juez. .

Determinado que sería él quien asumiría el caso, evaluó un planteo formulado en diciembre de 2019 por la IGJ, después de la desvinculación de Macri hijo de los Panamá Papers.

“El procedimiento objetado fue urdido con fraude…, simulando burdamente un contradictorio inexistente para producir prueba espuria, sin control de una contraparte real o del fiscal penal, con el fin de obtener una sentencia ‘a medida’ que pudiera invocarse para eludir la acción de la justicia penal ante el presunto delito de lavado de dinero y evasión fiscal del entonces Presidente de la Nación. El perjuicio resultante no es hipotético, sino real y actual, dado que dicha sentencia constituyó el fundamento del sobreseimiento dictado por la jueza subrogante Elizabeth Alejandra Paisán en la causa por omisión maliciosa y enriquecimiento ilícito seguida contra Mauricio Macri por sus declaraciones juradas impositivas correspondientes a los años 2007 a 2015, cuando era Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, proceso penal que concluyó en fecha 27 de Octubre del 2017 con la resolución de sobreseimiento”.

Aquel documento, firmado por el titular de la IGJ, el abogado Ricardo Nissen, cuestionó que la investigación –penal, pero también civil-  concluyera que Macri “no fue socio ni accionista y que no percibió dividendos ni ganancias de las firmas Fleg Trading LTD -con sede en Bahamas- y Kagemusha SA, con sede en Panamá”.

¿Qué tiene que ver Franco Macri en esta historia? Favoreció el sobreseimiento de su hijo, Mauricio. Mediante una presentación judicial, afirmó que designó a sus hijos como directores de esas empresas mencionadas en los Panamá Papers “sin ponerlos al tanto de ello”. Dicho de otro modo: Mauricio Macri desconocía que era director de esas empresas y, claro está, no participó en sus actividades sospechadas de ilegales.

Tanto es así, que la jueza Paisán consideró “irrazonable exigirle a Mauricio Macri que informara un cargo que desconocía por completo”.

La IGJ denunció que “existió sí una connivencia fraudulenta para generar una sentencia con autoridad de cosa juzgada al solo y único efecto de hacerla valer ante terceros, esto es: la justicia penal, la opinión pública nacional e internacional, la autoridad de control societario a quien se vedaría injerencia por la sujeción debida a un fallo firme”.

En el juicio sucesorio se determina lo que le corresponde a cada heredero, pero también el patrimonio real a repartir y las deudas a cancelar. Si la información y la participación de cada actor está incompleta, entonces el objetivo no se cumple. “Se pretende entonces –dijo el juez Causse- que en una nueva sentencia se reconozca que lo que se declaró no era cierto”.

“La demandante les atribuye connivencia en la articulación del pleito, lo que redundaría –a su criterio- en fraude procesal a los efectos de consumar la vulneración de leyes de orden público”.

Para comprobar si ello fue efectivamente así, el juez pidió las causas “Macri, Mauricio c/ Macri, Francisco s/ Acción Declarativa”, del juzgado Civil 104; “Macri, Mauricio c/ Fleg Trading Ltd y otro s/ Diligencias Preliminares”, del mismo juzgado; “Macri, Mauricio s/ evasión impositiva – Infracción Ley 24 .769;  “Macri, Mauricio s/ Infracción art . 303 del Código Penal” (lavado de activos), del juzgado federal número 7 de la Capital Federal; y “Macri, Mauricio y otro s/ Infracción arts . 268 / 303 del Código Penal” (exacciones ilegales y lavado). «