Bowie por Bowie: la rivalidad con Jagger, su enojo con Nirvana, las diferencias con Morrissey y mucho más

El libro recién lanzado en la Argentina reúne algunas de las entrevistas más emblemáticas que concedió en 50 años de carrera. Se trata de uno de los músicos más prolíficos e influyentes de la historia del rock.

24 de Julio de 2018

David Bowie fue uno de los músicos que mejor entendió la cultura pop. El que llegó más lejos con sus personajes, el que comprendió el valor de la estética como pocos y el que no dudó en cambiar mil y una vez. Bowie fue un arquitecto audaz y minucioso de su propia carrera, al punto de casi entrelazar su muerte –producida el 10 de enero de 2016– con el lanzamiento del brillante álbum “Blackstar”.

Pero Bowie no dejó una autobiografía. Ese espacio vacío le dio lugar a múltiples libros que reconstruyeron su historia. La reciente aparición en la Argentina de “Bowie por Bowie” encuentra un valor agregado: la palabra del propio cantante y compositor a lo largo de 50 años de carrera, en múltiples reportajes concedidos a revistas como de Melody Maker, Rolling Stone, Mojo y New Musical Express, entre otras.

El resultado son casi 500 páginas de un Bowie auténtico, a veces cambiante, pero siempre revelador. A continuación, algunos de los temas más atractivos sobre los que reflexionó:

Jagger: “Solíamos tener rivalidades muy fuertes. Éramos casi como sparrings con Mick (Jagger). Pero eso se calmó en los últimos años cuando nos dimos cuenta, creo, que alcanzamos todo lo que soñamos.”

Morrissey: “La idea de la soledad no me molesta, en realidad. No siento que yo sea una especie de Morrissey. Siempre tuve buenos amigos en los que apoyarme; siempre ha habido mucha gente en mi vida. Nunca fui un caso triste. Siempre me incliné mucho hacia el otro lado de la vida, si es que este existe, a pasármelo bien.”

Nirvana, The Smiths & Pixies: “Pensaba que eran muy buenos, sí. Con el paso del tiempo, The Smiths comenzó a gustarme cada vez más. No fui un admirador inmediato. Debo decir que me inquieté cuando supe que los Pixies se habían separado. Esa era una banda que pensé que iba a ser muy grande, pero me disgustó un poco cuando apareció Nirvana usando la misma dinámica musical: ya sabés, tocando bien bajo en la estrofa y luego de pronto subiendo el volumen en el estribillo. Y, desde luego, Charles (Black Francis) es mucho mejor en las letras. Sus letras eran fabulosas. Tengo la sensación de que ahora muchas bandas son arribistas. Hay una enorme carroza de bandas. Eso abrió las puertas a la mediocridad.”

Instinto: “Siempre pensé que era intelectual con respecto a lo que hago. Pero llegué a la conclusión de que no tengo la más mínima idea de lo que estoy haciendo la mitad de las veces. La mayoría del material que produzco es totalmente intuitivo. Tiene que ver con el sitio en el cual me encuentro física y mentalmente en cualquier momento del tiempo, y lo paso mucho peor que nadie tratando de explicarlo y analizarlo.”

Política: “No tengo ningún interés, en absoluto. Nunca lo tuve y probablemente nunca lo tenga. (Consultado sobre situación política en Alemania antes de la caída en el Muro) Tengo el tipo de interés que uno tiene cuando vive en un país extranjero. Pero ¡ojalá yo viva y muera como un artista! A través del tiempo, sin embargo, muchos artistas se arriesgaron a cosas así para atraer gente.”

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS