Carrió llamó a boicotear a los supermercados por los aumentos de precios

Una polémica impensada en plena campaña electoral. Los comercios le respondieron que aumentan por presión de los proveedores, pero en 2017 aumentó un 8% las personas que compran directamente en mayoristas.
18 de Julio de 2017

El gobierno no quiere hablar de los precios en la campaña pero no puede evitar sorpresas. Una de las figuras de la alianza Cambiemos, la diputada Elisa Carrió, llamó hoy a los consumidores a no comprar a las cadenas de supermercados y abrió una polémica inesperada.

La Cámara Argentina de Supermercados (CAS) salió rápidamente a marcar su posición y apuntó contra los proveedores “que obligan a subir los precios en las góndolas”.

Pero la primera mano fue de la rubia dirigente oficialista. En una entrevista con Radio Mitre, llamó al público a que “no compren, salvo que haya descuentos, porque están poniendo precios que son terriblemente superiores a lo que realmente valen”.

“Cómo puede ser que a mitad de semana una cosa valga algo y el fin de semana valga la mitad”, se preguntó Carrió, quien de paso se metió en una de las polémicas de la semana que tiene como eje el descuento del 50% que ofrecen una vez por mes en la provincia de Buenos Aires las grandes cadenas con financiamiento compartido con el Banco Provincia.

Cada sentencia de la diputada llamó la atención en medio de una campaña electoral en la que el gobierno definió no hablar de la inflación. “Yo no compro más en supermercados desde el año pasado porque nos estafan a todos los argentinos”, sumó y continuó: “El abuso con el precio de los alimentos es enorme”.

Los supermercadistas salieron a contestar. El vocero de la CAS, Fernando Aguirre, dio por válida la “opinión” de Carrió pero retrucó: “Seguimos siendo la opción más barata”.

Aguirre consideró “difícil que la gente encuentre un mejor precio en otro tipo de comercios” y denunció los “aumentos de precios de los proveedores que obligan a subir los precios de las góndolas" que "es difícil que los precios suban por sí mismos”

El referente de la cámara empresaria planteó además que “cualquier persona tiene cinco o seis opciones para comprar", que "además de las cadenas están los supermercados, los autoservicios, los almacenes" y que "pensar que el supermercadismo hace lo que quiere no es cierto y menos todavía que es culpable de la inflación”.

El vocero también defendió a las cadenas frente a las críticas por el descuento del 50% en la provincia. En diálogo con la emisora Radio con Vos reconoció que “en cualquier lugar del mundo un descuento del 50% moviliza a la gente” y explicó que “el Banco Provincia se hace cargo del 30% mientras que los súper se hacen cargo del 20 restante”. Sin embargo rechazó que los comercios hagan “fortunas, como dice la gente” porque “el súper negocia con los proveedores para que se hagan cargo de parte del descuento”.

Según Aguirre “algunas grandes cadenas tuvieron balance negativo este año”, por ejemplo la francesa Carrefour que “dio pérdidas”.

“Uno podría decir que los precios son muy caros porque el supermercadismo tiene una ganancia fenomenal. Pero cuando se habla de inflación se habla de movimientos de precios y los precios se mueven por los aumentos de combustible, de tarifas, de las prepagas. Son fenómenos distintos. Con la Inflación los precios se mueven pero no por el supermercado”, concluyó el dirigente de los supermercados.

A la par de la polémica crece la cantidad de personas que compran en comercios mayoristas en busca de un precio menos agresivo para el bolsillo.

Una encuesta de la consultora Nielsen indicó que el 30% de los hogares de Buenos Aires compra en ese tipo de tiendas, lo que representa un 8% más que el año anterior, cifras que “confirman una tendencia que vino para quedarse y para la cual es necesario adaptarse”, evaluó la fuente.

Nielsen subrayó la incidencia de los buscan precios más convenientes, que son entre 10% y el 30% de los consumidores que respondieron al estudio denominado Indice Mayorista de Nielsen.

La encuesta arrojó que los productos que se compran con mayor frecuencia “son principalmente los alimentos básicos”, seguidos por limpieza, cosmética y tocador. Entre enero y abril los alimentos representaron “el 44% del peso del total de la facturación, siendo yerba mate y aceites comestibles los productos que más pesan en la facturación del canal”.

“Si bien pareciera ser una tendencia opuesta a lo que vemos en el mercado en general, que está tendiendo a elegir formatos más pequeños para sus compras, el Canal Mayorista es una opción muy considerada para quienes buscan principalmente precios bajos” comentó Pablo Mandzij, Director de Retail Services para los Mercados Emergentes de América Latina Sur de Nielsen.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N