Corrientes: condenan al dueño del prostíbulo "Eros" a ocho años de prisión por trata

Enrique Ricardo Dell Ortto fue condenado después de 12 años de iniciada la causa por haber captado al menos a tres mujeres para ser explotadas en el local.
31 de Mayo de 2018

El Tribunal Oral Federal de Corrientes, de la localidad de Ituzaingó, condenó este miércoels al dueño y encargado de un prostíbulo de la localidad correntina de Ituzaingó, Enrique Ricardo Dell Ortto.

La pena alcanza los ocho años de prisión por el delito de trata de personas agravada, por haber captado, recibido y acogido, al menos, a tres mujeres en situación de vulnerabilidad para ser explotada en el local nocturno. En el debate oral colaboró también la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (PROTEX).

Por los alegatos del Fiscal General ante el TOF de Corrientes, Carlos Schaefer y la Auxiliar Fiscal, Gabriela López Breard, los jueces Víctor Alonso, Lucrecia Rojas de Badaró y Fermín Ceroleni dispusieron el decomiso del inmueble donde funcionó el local. Los fundamentos de la sentencia se darán a conocer el próximo 13 de junio.

También podés leer: El caso de trata que tiene en vilo a Corrientes

La causa comenzó hace unos doce años por un informe que dio cuenta de la existencia de un local nocturno que funcionaba como cabaret bajo el nombre de fantasía “EROS”, a unas cinco cuadras de la Ruta Nacional N° 12, del km. 1254 de dicha localidad.

En cuanto a la vulnerabilidad de las víctimas, la Fiscalía destacó que ninguna de las mujeres había finalizado el nivel educativo formal; "transitaron situaciones de precariedad económica desde pequeñas; tuvieron experiencias laborales informales y precarias y contaban con niños a cargo". Una de ellas, además, había inmigrado desde Paraguay. Los desplazamientos implicaban la necesidad de residir en el prostíbulo, por carecer de los medios económicos para costear otros alojamientos.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS