El Gobierno convocó a extraordinarias en el Congreso

Pretende que se sancionen las reformas laboral, previsional e impositiva. También quiere sancionar la ley de presupuesto 2018.
8 de Diciembre de 2017

El Gobierno confirmó este viernes la convocatoria a sesiones extraordinarias del Congreso desde el lunes próximo hasta el 31 de diciembre para tratar los proyectos de ley de reforma previsional, laboral, tributaria y fiscal y el Presupuesto para 2018. 

En el decreto firmado por el presidente Mauricio Macri, el Poder Ejecutivo incorporó también a la discusión que deberán encarar los legisladores en diciembre las modificaciones a ley del Ministerio Público Fiscal que, entre otros puntos, elimina el carácter vitalicio del cargo del Procurador General de la Nación. 

La convocatoria a extraordinarias se extenderá desde el lunes y hasta el 31 de diciembre y será publicada el lunes próximo a primera hora en el Boletín Oficial. Según confirmó anoche el jefe de Gabinete, Marcos Peña, habrá también una citación en febrero para sancionar los proyectos que hayan quedado pendientes en diciembre.

Al temario que se difundió esta mañana se agregaron el proyecto de ley aprobado por la Cámara de Diputados de reforma a la ley de Mercado de Capital para promover el financiamiento de pymes.

También se discutirá la modificación a la ley de donación de alimentos, que en la Cámara baja no pudo ser aprobada como consecuencia de la resistencia de algunas bancadas y que generó una áspera discusión entre la líder de Cambiemos, Elisa Carrió, y la dirigente del GEN, Margarita Stolbizer, que terminó por diferir su tratamiento.

La reforma previsional, que propone la modificación a la ley de movilidad jubilatoria, es la que presenta los mayores desafíos ya que obtuvo media sanción del Senado pero genera mucha resistencia en Diputados, incluso en aquellos legisladores que responden a los mandatarios peronistas que avalaron estos cambios.

Este lunes a las 9 las autoridades de Cambiemos junto a los integrantes de las comisiones de Presupuesto y Previsión se reunirán en Casa Rosada con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujvone, y el titular de Anses, Emilio Basavilbaso. Este mismo lunes, Dujvone irá a exponer en la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja sobre la ley de gastos y recursos para el próximo año, y la reforma tributaria.

El objetivo será, de acuerdo a fuentes parlamentarias, acordar la estrategia y cerrar filas dentro del propio oficialismo ante algunos cuestionamientos de la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió sobre el momento en que regirá la nueva fórmula para calcular los haberes jubilatorios.

Uno de los puntos centrales de las diferencias planteadas por Carrió es la fecha en que deberá empezar a aplicarse la nueva fórmula de ajuste de los haberes jubilatorios ya que desde la Coalición Cívica consideran -al igual que otros legisladores opositores- que en marzo se debe calcular en base a la actual ley de movilidad, un mix combinado entre recaudación y variación salarial, con lo cual el aumento rondaría en un 14 por ciento. En cambio si se aplica la nueva fórmula de un sistema combinado entre inflación y aumento salarial que será actualizada trimestralmente, el incremento será de casi el seis por ciento, con lo cual existe una sustancial diferencia de ocho puntos.

El Gobierno buscará una alternativa para evitar modificaciones que impliquen que el proyecto vuelva el Senado, y avanzar con el diagrama diseñado desde Cambiemos, según el cual el martes se emitiría dictamen en un plenario de comisiones y, si consigue los votos, adelantar a este miércoles la sesión en la Cámara de Diputados para aprobar esta iniciativa junto a los acuerdos fiscales.

Ambas iniciativas podrían tener despacho el martes o miércoles y ser debatidas en sesiones entre 19 y 22 de diciembre, para permitir que en la última semana del año el Senado las convierta en ley.

El proyecto de reforma tributaria propone una rebaja en los aportes patronales hasta en sueldos brutos de 12000, una reducción del impuesto a las Ganancias para las empresas que no distribuyan dividendos, y autoriza que el pago del impuesto al cheque se tome a cuenta de ganancias.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS