Empresarios creen que el futuro será peor y avisan que los precios seguirán en subida

Una encuesta de Vistage Argentina revela datos preocupantes de la expectativa de las empresas medianas y pequeñas para los próximos 12 meses. Denuncian la crisis pero afirman que la presión gremial "no es relevante". Además, fuerte caída de la inversión según el CERX. 

22 de Agosto de 2018

El 76% de los empresarios que respondieron a una encuesta privada cree que estará igual o peor en los próximos 12 meses y el 78% señaló que prevé que sus activos caerán o se mantendrán estables. A la par, un 72 por ciento de los consultados anticipó que sus precios van a aumentar, un dato que suma preocupación en el marco inflacionario.

Son apenas algunas de las respuestas a la encuesta que realiza la consultora Vistage Argentina para elaborar su Indice de Confianza Empresaria, un estudio trimestral al que contestaron 251 dirigentes de empresas mayormente de los segmentos mediano y pequeño de todos los sectores de la economía.

El índice propiamente dicho cayó de 108 en el primer trimestre de 2018 a 71 en el segundo cuarto del año.

La metodología utilizada por Vistage Argentina implica que los consultados respondan las mismas seis preguntas “sobre la economía general de la Argentina” y 10 a 12 preguntas relacionadas con cuestiones económicas actuales, señaló la fuente.

 “Cada uno de los seis indicadores –explicó la consultora- se califican con el número resultante de la cantidad de respuestas favorables menos la cantidad de respuestas desfavorable más 100. El Índice de Confianza Vistage se calcula como la suma de los anteriores 6 resultados, divido el nivel registrado en el primer índice en el primer trimestre de 2006”.

En respuesta a otra pregunta el 66% de los empresarios reconocieron que esperan que el volumen en unidades de su empresa seguirá como está o caerá en los próximos 12 meses.

El universo representado por la encuestas es federal, con mayor presencia de empresas de Capital y Gran Buenos Aires. El 72% proviene solamente del mercado local contra 20% de origen “en parte” latinoamericano y en una medida muy inferior del resto del mundo.

Ante la pregunta de cómo se comportó la economía en relación con un año atrás, el 55% dijo que empeoró, mientras un 33% aseguró que se mantuvo y un 12% planteó una mejora.

Consultados sobre la expectativa de cara a los futuros doce meses, el 76% respondió que espera un empeoramiento todavía mayor o como mínimo que la situación se mantenga estable.

El 52% respondió que espera que la facturación permanezca estancada o caiga contra un 48 por ciento que espera una mejora. El 62% anticipó que el volumen de unidades de su empresa seguirá igual o disminuirá contra un 34% que augura un aumento.

La inversión en activos fijos, como las maquinarias, se mantendrá (58%) o caerá (19%) mientras que para un 23 por ciento de los consultados subirá en los próximos doce meses.

La expectativa de rentabilidad, en tanto, para el 55% disminuirá y para un 28% se mantendrá igual que en el segundo trimestre a la par de un 17% que prevé un aumento para los próximos doce meses.

El 72% de los que respondieron que los precios aumentarán en el mismo tramo, pronunciando la situación inflacionaria. Y el 76% prevé que su dotación de personal será igual (60%) o menor (16%).  

Sobre los problemas principales para los negocios, el 32% apuntó a la crisis económica a la par de un 25% que señaló los costos y un 24% que habló de temas financieros. Un 9% dijo que el problema es encontrar personal calificado, un 7% responsabilizó al ritmo de crecimiento de la economía y un 3% se refirió a la categoría “otro”.

Entre las prioridades de los encuestados para los próximos doce meses pica en punta la necesidad de “oportunidades de crecimiento”, seguida por el lanzamiento de un nuevo producto (25%) por la obtención de financiación (22%) y en mucha menor proporción por la contratación de personal (8%) y el lanzamiento de proyectos de capital (8%).  

De cara a fin de año, la expectativa de los dirigentes es que la inflación será del 29,7% mientras que el tipo de cambio estará en los 31,2 pesos por dólar.

La cuestión sindical

Un aspecto muy significativo de la encuesta de Vistage tiene que ver con una pregunta sobre la relevancia de la conflictividad gremial.

El 39% de las empresas reconocen que la presión de los sindicatos existe pero “en términos manejables”, otro 29% dice que no es relevante mientras un 25% admite que el tema “no se aplica a mi empresa” contra apenas un 8% que apunta la injerencia de los gremios.

Este aspecto pone de relieve que para los actores de la economía el mayor peso de la crisis tiene que ver con la administración económica, que acumula críticas si se considera la encuesta en forma global, y expone, por otra parte un indicador que discute el discurso oficial que tiende a problematizar el rol de los gremios respecto de la economía e incluso a estigmatizar a las organizaciones sindicales a las que los principales dirigentes del oficialismo definen como mafias.

El presidente Mauricio Macri consiguió la semana pasada con la Asociación Empresaria Argentina (AEA) una foto importante en un momento complejo del gobierno de la Nación, que sigue sin poder resolver la crisis económica.

Aunque logró ese gesto de la crema del empresariado local, cada vez es más grande la porción de la dirigencia privada que critica la política económica de Cambiemos y que el contacto con los periodistas reconoce que más allá de la simpatía por la figura de Macri sus empresas están perdiendo ganancias y cerrando puestos de trabajo.  

Datos del CERX

Este miércoles el Centro de Economía Regional y Experimental (CERX) informó que su Índice de Tendencia de Inversión (ITI) de la industria pyme quedó en los 41,3 puntos, con lo cual cayó 1,4% en agosto, y quedó muy lejos de los 61,6 que marcó en enero pasado.

Esa performance del ITI implica “el nivel más bajo en 24 meses”. En lo que va de 2018 “ya bajó 32,9%”

El resumen de esta información agregó que los empresarios “ven ciertas mejoras en las condiciones de inversión pero sus expectativas hacia adelante no son buenas”.

El informe agrega que “la mejora en el tipo de cambio real mejoró la situación de algunas industrias pero los empresarios creen dudan que ese efecto pueda perdurar”.

El sub-índice de situación actual “se ubicó en un valor ‘regular’ (47,2 puntos) mientras que el sub- índice de expectativas alcanzó un valor ‘malo’ (35,4 puntos)” informó la consultora sobre la base de consultas a empresas pymes.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS