Falleció a los 81 años James Cotton, la leyenda del blues

El armonicista compartió escenario con Janis Joplin, The Grateful Dead, Led Zeppelin, B.B. King, Santana, Steve Miller, Freddie King y muchos otros.
16 de Marzo de 2017

James Cotton murió este 16 de marzo, a causa de una neumonía en el St. David’s Medical Center de Austin, Texas (USA). Su poderosa armónica es uno de los sonidos icónicos del Blues. La revista Rolling Stone lo describió como “uno de los grandes de todos los tiempos, ardiendo con un brillante virtuosismo”.

Nacido en una plantación de algodón en Tunica, Mississippi, el 1 de julio de 1935, James Cotton era un armonicista, cantante y compositor de blues que trabajaba desde los nueve años. Aprendió a tocar armónica directamente de Sonny Boy Williamson II (Rice Miller), viajó con él y Howlin Wolf, y grabó para Sun Records en 1953, antes de pasar 12 años viajando y grabando junto a Muddy Waters (a partir de los 20 años). Cotton se destacó junto a Muddy en el famoso Festival de Jazz de Newport (Rhode Island) y en Chess Records, donde grabó junto a este la exitosa versión del tema “Got My Mojo Working”, una de las grabaciones clásicas de Chicago Blues.

En 1966 formó The James Cotton Band, ganándose rápidamente la reputación de ser uno de los intérpretes de blues más poderosos del mundo. Grabó sus primeros álbumes solistas, a finales de los años sesenta. Con bandas con destacados músicos como los famosos guitarristas Luther Tucker, Matt "Guitar" Murphy y Hubert Sumlin, rápidamente ascendió a la cima del mundo del blues y del rock. No pasó mucho tiempo antes de que Cotton, con su sonido, fuerza y estilo, fuera adoptado por el creciente público hippie como uno de los suyos.

Cotton compartió escenarios con Janis Joplin, The Grateful Dead, Led Zeppelin, B.B. King, Santana, Steve Miller, Freddie King y muchos otros.

Su talento y su energía lo mantuvieron en las salas de conciertos de todo Estados Unidos. Durante la década de 1970, grabó tres álbumes para Buddah y uno para Capitol. Tiempo después volvió a reunirse con su antiguo jefe y amigo Muddy Waters, para una serie de álbumes producidos por Johnny Winter, comenzando con Hard Again en 1977. También participó en grabaciones de Koko Taylor, Steve Miller, Memphis Slim, Hubert Sumlin y muchos otros.

Cotton firmó con Alligator Records en 1984, lanzando dos álbumes en solitario y el famoso Harp Attack! Con Junior Wells, Carey Bell y Billy Branch.

Reconocimientos y visitas a Buenos Aires

Ganó un premio Grammy en 1996 por su álbum Verve, Deep In The Blues y grabó cuatro álbumes para Telarc Records, antes de regresar a Alligator en 2010. En junio del mismo año, fue honrado por el Lincoln Center de Nueva York, donde sus amigos Hubert Sumlin, Pinetop Perkins, Taj Mahal, Shemekia Copeland y otros le rindieron homenaje en un concierto de estrellas. El Festival Internacional de Jazz de Montreal honró a Cotton con su Premio B.B. King de 2015 por sus siete décadas de contribuciones al blues. Su grabación más reciente fue “Cotton Mouth Man” nominado al Grammy en el 2013.

En 1992 visitó Argentina tocando con varios músicos de la escena del blues local, volvió a repetir su visita en el año 1994, donde cuenta la leyenda que algunos seguidores de Memphis La Blusera lo escupían desde bajo del escenario.

Sus últimas visitas por estas pampas fueron en 2009 y 2013, presentándose en La Trastienda.

A lo largo de toda su carrera, el sonido de su armónica y su gran personalidad permanecieron como una verdadera fuerza de la naturaleza, descrita por USA Today como "devastadora y poderosa... llevando el sonido de Chicago al mundo".

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N