Impulsan causa que podría llevar a Sergio Szpolski a prisión

Se trata de una denuncia de la AFIP por evasión de aportes previsionales.
17 de Julio de 2016

El empresario Sergio Szpolski enfrenta la causa que, esta vez sí, podría llevarlo a la cárcel. Se trata de la denuncia de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) por evasión previsional contra él y su socio Matías Garfunkel y que trascendió la semana pasada. La AFIP calculó que esa estafa alcanzó a los 85 millones de pesos.

La causa, que recayó en el Juzgado Penal Económico Nº 7, a cargo de Juan Pedro Galván Greenway, indica que los dos empresarios descontaban del salario de sus empleados el porcentaje correspondiente al aporte a la Seguridad Social y no lo depositaban en la AFIP.

Los trabajadores registrados sufren el descuento del 11% de sus salarios brutos, dinero que va a la Seguridad Social. Cuando la empresa se queda con la plata, además de un delito, se financia con dinero ajeno por el cual no paga ninguna remuneración.

El aporte del trabajador se considera un "salario diferido", es decir, una parte del salario que cobrará más adelante, con la jubilación. En ese sentido, la retención indebida de ese aporte tiene el mismo sentido que no pagar el salario, aunque la ley no lo considere así.

Según la denuncia de la AFIP, la evasión de aportes se realizó por dos vías. De un lado, las empresas del Grupo 23 (entre ellas Tiempo Argentino) presentaban la declaración jurada de sus empleados en relación de dependencia y retenían los aportes previsionales, pero luego no los depositaban. Del otro, las sumas eran ingresadas en planes de facilidades de pago luego que se había superado el plazo legal.

La retención indebida de los aportes previsionales por parte de la dupla Szpolski-Garfunkel fue denunciada permanentemente por los trabajadores del Grupo 23, que llegó a tener 1000 empleados en relación de dependencia. Un cálculo realizado el año pasado indicaba que el dinero malhabido por esta vía podría haber llegado a unos dos millones de pesos por mes o incluso más.

A pesar de las constantes denuncias de los empleados, ni la AFIP ni el Ministerio de Trabajo tomaron alguna decisión al respecto. Szpolski solía excusarse diciendo que su competencia "actuaba igual". «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS