La comunidad LGBTI, en alerta ante recortes que afectan derechos a la salud y a la no discriminación

Un informe de 100% Diversidad y Derechos señala las políticas públicas para ese colectivo que el proyecto de presupuesto pone en riesgo.

(Foto: Mariano Martino)
23 de Octubre de 2018


Entre las muchas áreas que sufrirán sensibles recortes si se aprueba el proyecto de Presupuesto 2019 enviado por el gobierno nacional al Congreso, desde la comunidad LGBTI+ alertan que el recorte de recursos impactará gravemente la ejecución de políticas públicas conquistadas durante años de lucha de ese colectivo, afectando sus derechos a la salud, al trabajo, a la no discriminación y a la inclusión social.

Un documento de la asociación civil 100% Diversidad y Derechos advierte que las políticas de “equilibrio fiscal” exigidas por el Fondo Monetario Internacional y plasmadas en el presupuesto muestran “un retroceso en la inversión de recursos y asignación de partidas presupuestarias para las políticas públicas, programas y organismos que deben garantizar el acceso a los derechos de la población LGBTI+”.

El análisis destaca el recorte del Programa Desarrollo de la Salud Sexual y la Procreación Responsable (ley 25.673), que tiene a su cargo la aplicación de la Ley de Identidad de Género en el ámbito de la salud. Presenta un incremento nominal en la partida asignada de sólo el 15% para 2019, un tercio de la inflación de 42% pautada en el propio proyecto de presupuesto. Además, a septiembre de 2018 sólo se ejecutó el 24% de los fondos previstos para este año.

También en materia de salud, preocupan el recorte al “Programa de lucha contra el Sida y enfermedades de transmisión sexual e infectocontagiosas”, que pone en riesgo la continuidad de los tratamientos de miles de personas que viven con VIH, y la merma en la partida asignada a las Técnicas de Reproducción Humana Asistida (TRHA), utilizadas principalmente por familias comaternales.

El programa “Seguro de Empleo y Formación” destinado a promover la inclusión laboral de distintos grupos de población, como travestis y trans, personas en situación de prostitución y rescatadas de la trata de personas o víctimas de violencia de género, sufrió un recorte del 30% con respecto al ejercicio actual, que ni siquiera contempla la escalada inflacionaria.

Por fin, los recursos asignados al Instituto Nacional contra la Discriminación, Xenofobia y el Racismo (Inadi) presentan un ajuste presupuestario real que comenzó en 2016. Este año, al mes de septiembre, sólo ejecutó el 52% de los fondos asignados. “Para el año 2019 se presupuestaron $ 6,3 millones menos que para este año –alerta el documento de 100% Diversidad y Derechos–, por lo que si consideramos la inflación proyectada en el presupuesto, el ajuste real es alarmante: se destinará un 28% menos a atender la problemática de discriminación, xenofobia y racismo”.



Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS