Las licitaciones de obra pública cayeron 28%

El año pasado la construcción dominó la economía en el marco del año electoral. Este año los llamados a licitación cayeron y los empresarios lo consideran "lógico" por razones de presupuesto y anticipan que seguirá en picada.
5 de Abril de 2018

Después del año electoral la obra pública se desaceleró. En la actualidad sigue siendo fuerte la cantidad de proyectos en marcha pero los llamados a licitación publicados por el Estado cayeron un 28% en el primer trimestre de 2018, según un estudio privado.

El denominado Informe de la Obra Pública de Marzo de 2018 que elabora el portal especializado Construar consignó que el mes pasado las obras públicas licitadas alcanzaron un total de $ 15.666 millones divididos en licitaciones de obras viales por $ 2698 millones, obras de ingeniería por $ 8210 millones y obras de arquitectura por $ 4758 millones.

El número está claramente por debajo de lo que se licitó en marzo de 2017, cuando el Estado publicó obras por $ 27.946 millones.

Y si se compara el número acumulado enero-marzo de 2018 (cuando se publicaron licitaciones por $ 42.041 millones) con el mismo período de 2017 ($ 58.568 millones) “se refleja una baja del 28%, dando de esta manera a un lento inicio de la obra pública en el corriente año”, consideró Construar.

El presidente de la Cámara de la Construcción (Camarco) Gustavo Weiss confirmó que en el primer trimestre se publicaron menos licitaciones pero lo atribuyó a necesidades financieras del gobierno nacional.

El empresario consideró que “el gobierno tiene un presupuesto determinado y en función de eso licita. El año pasado hubo muchas licitaciones que terminaron en contratos que ahora se están ejecutando pero este año no se pude seguir el mismo ritmo”.

La construcción fue el principal traccionador de la economía en 2017, año de las elecciones. La actividad además picó en punta entre los pocos sectores de la economía que crearon puestos de empleo. De hecho, la semana pasada, al difundir datos de la pobreza, el presidente Mauricio Macri destacó la incidencia del empleo de la construcción para aportar a la baja cuantitativa de la problemática.

Pero este año el peso del Estado en el direccionamiento de las obras menguó. Sin embargo, para el presidente de la Camarco “es lógico” y temporario porque, según proyectó “en licitaciones el 2018 va a ser así, va repuntar recién a mediados de año”, dinamizados por las licitaciones PPP.

Pero los empresarios reconocen que el menor flujo de la obra pública va a tirar para abajo el crecimiento anual de la actividad. Weiss vaticinó que en 2018 la construcción “va crecer 7 u 8%” después de que en 2017 la actividad creció un 12,7 por ciento.

Aunque crecerá menos, el número de este año será impulsado nuevamente por la obra pública pero el titular de la cámara empresaria consideró que la obra privada de envergadura, como las que están previstas para los sectores petrolero y energético van a sumar al resultado final. Asimismo, adelantó que las obras residenciales privadas “también van a traccionar este año gracias a los créditos hipotecarios”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS