Las Pymes reclaman dejar de pagar la factura de gas en dólares

Argumentan que con los saltos del valor de la divisa no pueden planificar su economía.
23 de Mayo de 2018

En medio del debate en el Congreso por los tarifazos, una asociación que agrupa a empresas pequeñas y medianas reclamó la pesificación de los precios de la energía.

Industriales Pymes Argentinos (IPA) apunta contra un aspecto poco conocido pero que es central en la política del gobierno nacional: la dolarización del precio del gas y, por ende, de todo el sistema energético nacional.

Uno de los resultados de esta política es que las facturas que reciben las pymes por el consumo de gas tienen el precio del gas valuado en dólares.

“Es indispensable quitarle la variable cambiaria a los precios locales de la energía porque la facturación para las empresas electro y gas intensivas se realiza en dólares, lo que significa un ajuste inmediato ante cualquier turbulencia en el mercado cambiario, aún cuando el precio de pozo es local, al igual que la mano de obra”, dijo a Tiempo Daniel Rosato, presidente de IPA.

Por caso, en lo que va de mayo, el peso se devaluó un 18,6%. De mantenerse ese nivel de desvalorización, las pymes deberán incrementar en ese mismo porcentaje los pesos necesarios para pagar la factura del gas del mes en curso.

Como se puede apreciar en la imagen adjunta, los valores que reciben las pymes por el consumo de gas llegan en dólares. Si la empresa paga en pesos a través de una transferencia, su proveedor de gas le tomará el valor del dólar del día de pago.


En el ejemplo de la imagen, la pyme consumió a lo largo de abril 146.192 metros cúbicos de gas. El proveedor cotizó cada metro cúbico a U$S 0,221 con lo que el fluido tiene un valor de 32.308,43 dólares.

A ello se le agrega un cargo extra, equivalente a U$S 665,47, destinado a alimentar un Fondo Fiduciario creado por una ley de 2002. Ese dinero sirve para pagar una parte de los consumos de los habitantes de la Patagonia, Malargüe (Mendoza) y la Puna. En esas zonas, el subsidio al consumo de gas es mayor que en el resto del país y la quita de este beneficio tiene plazos más extensos.

Así, el total de la boleta es de U$S 32.974,12. El momento de pago de esta factura es muy importante. Si la pyme en cuestión realizaba el pago el 2 de mayo, primer día hábil de este mes, debería haber desembolsado $708.943,58 ya que el dólar cerró ese día a $21,50. En cambio, si el pago se efectuaba este miércoles 23, el costo habría ascendido a $837.542,65, es decir, $128.599 más.

Según explicó IPA en un comunicado, “el valor del gas está en relación con el costo marginal, que es el precio de importación menos el costo del transporte. De modo que su valor llega a las empresas en dólares, indistintamente de su origen nacional o importado”.

Al momento de discutirse el primer tarifazo del gas, en las audiencias públicas de septiembre de 2016, muchos de los expositores cuestionaron la decisión del gobierno de dolarizar el precio del gas en boca de pozo.

“La pesificación es una necesidad urgente para poder planificar inversiones en el corto plazo, ganar estabilidad en el mercado laboral y dejar de lado las especulaciones del mercado financiero porque la producción debe ser una planificación que no dependa de factores externos, como la volatibilidad del dólar y las tasas de interés mundiales”, concluyó Rosato.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS