Los barrios humildes fueron los más afectados por el fuerte temporal

En Barracas hasta se cayó un paredón en el Hospital Borda. Hubo inundaciones y apagones en decenas de localidades bonaerenses.
30 de Septiembre de 2018

Tras la tormenta que cayó en la madrugada del sábado, la Ciudad de Buenos Aires, el Conurbano bonaerense y La Plata amanecieron con sus calles anegadas, algunas líneas de subte interrumpidas, cortes de luz en amplias zonas, clases suspendidas en terciarios y universidades, algunos puentes inundados y hasta un paredón caído en el Hospital Borda, del barrio porteño de Barracas. Si bien la cantidad de agua que cayó fue extraordinaria –en CABA cerca de las 9 llovió 30 mm en media hora, mientras que en la capital provincial cayeron más de 100 mm– a través de las redes sociales los afectados mostraron su enojo por la falta de previsión ante situaciones de estas características.

En la Ciudad, los barrios más afectados fueron los de Barracas, San Telmo y Saavedra, aunque vecinos de todas las zonas subieron a las redes videos y fotos para mostrar los efectos del temporal. La línea C del subte estuvo interrumpida hasta las 15, mientras que la línea H y la D funcionaron de manera parcial en la mañana. La estación ferroviaria de Constitución, que fue renovada hace sólo unos meses, fue de las más afectadas: los andenes, las escalaras y los accesos rebalsaron de agua. Los trabajadores del subte denunciaron esa situación y recordaron que en los últimos cuatro años fallecieron seis empleados producto de la falta de prevención.

El Gobierno de la Ciudad informó que se puso en marcha un plan de contención en el que intervinieron "160 móviles y 1500 personas", aunque pareció no alcanzar para evitar las complicaciones. "Cayeron 30 mm en media hora, por lo que se produjeron serios anegamientos en distintas zonas, sobre todo en los puentes bajo a nivel", aseguró el subsecretario de Emergencias porteño, Néstor Nicolás.

La tormenta afectó principalmente al área Metropolitana pero también otras localidades bonaerenses como Chascomús, 25 de Mayo, Lobos, Cañuelas, Gualeguay, Carlos Tejedor, Lincoln, 9 de Julio, General Villegas y Lobos. La zona de La Plata, Berisso y Ensenada también vivió una madrugada de tensión, con los antecedentes cercanos de la última inundación: no hubo que lamentar más complicaciones que las calles cubiertas de agua, los cortes de luz y los árboles que no aguantaron el temporal.

La Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia emitió un comunicado denunciando cómo afectan estas jornadas a los barrios más carenciados: "Esta situación se ve especialmente agravada ante tormentas y lluvias. Existen barrios donde la intervención estatal es nula y otros donde la prestación no sobrepasa las condiciones mínimas, ni siquiera para menguar las emergencias. Aun en los barrios que están atravesando procesos de reurbanización, las obras necesarias para evitar este tipo de inundaciones están siendo postergadas".

El agua incluso impidió que la pelota ruede en la jornada futbolera del sábado. Todos los partidos de ascenso se suspendieron, a excepción del que jugaron en Villa Crespo Atlanta y Estudiantes de Buenos Aires. En la Superliga, también se postergaron San Lorenzo-Atlético Tucumán y Estudiantes-Newell's.  «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS