Los concesionarios de autos en alerta por desaceleración de las ventas

En el primer trimestre la venta de vehículos ilusionó al gobierno. Pero con los datos de abril, los vendedores avisoran un estancamiento. A la par, las importaciones desde Brasil siguen creciendo.
2 de Mayo de 2017

“Estamos vendiendo muchos autos pero a un precio altísimo para el país”, lanzó en diálogo con Tiempo el dirigente concesionario Rubén Beato, quien advirtió que, tras un arranque de año a puro “brote verde” el mercado se acerca a un posible estancamiento.

En abril las ventas de autos subieron 3,5%, poco si se consideran los meses previos. De hecho, en la relación con marzo de este año cayeron nada menos que un 20%. El dato corresponde a un mes con cuatro feriados pero además coincidió con un nuevo record de importaciones de vehículos desde Brasil.

La Asociación de Concesionarias (ACARA) informó que los puntos de venta despacharon 63.091 entre automóviles de pasajeros, unidades comerciales livianas y pesadas y otros vehículos de gran porte. El promedio diario fue de 3.505 operaciones a nivel nacional.

El problema es que un mes atrás las ventas habían alcanzado las 78.202 unidades, con lo cual, el resultado de marzo en términos de ventas es de un derrumbe del 19,3%. El número encendió la alarma entre los operadores del circuito comercial.

Rubén Beato, alto ejecutivo de Acara, evaluó que, después de un arranque de año en el que “se vendió demasiado con un costo altísimo para el país” debido a las importaciones, el mercado local está alcanzando una estabilidad que complica las perspectivas de cara al resto del año. Beato mencionó los cuatro días feriados del mes pero remarcó que “no se puede vender a ese ritmo”, en relación a un acumulado cuatrimestral con 295.422 ventas y una suba interanual del 32,4%.

En contacto con Tiempo, el hombre de ACARA reconoció que “todo esto (por el boom de ventas) le cuesta mucha plata al país. Como concesionarios hemos ganado mucho dinero pero como argentino digo que estamos gastando muchos dólares” debido a que “el 60% de lo que se está vendiendo es importado”, precisó el empresario, quien abogó por “desarrollar autopartistas y producción local”.

A manera de conclusión, el concesionario cuestionó la manipulación de los valores de los precios por parte de las empresas formadoras: “todos los meses suben los valores”, alertó al finalizar su análisis de la demanda vernácula de automóviles.

Un informe de la consultora ABECEB confirmó la importancia de las importaciones de autos en el contexto del crecimiento de las compras al exterior en general. “Las compras a Brasil llegaron a U$S 1.366 millones, un 29,4% más que en abril del 2016”, señaló el informe, que agregó que “nuevamente, los rubros que traccionaron este crecimiento fueron automóviles de pasajeros, vehículos de carga y máquinas para uso agrícola”.

El trabajo de ABECEB, consultora que maneja mucha información del sector privado, resalta que en los primeros cuatro meses del año sumaron acumulan un fuerte crecimiento del 26,6% interanual fundamentalmente asociado a “la descarga de automóviles brasileños en el mercado local y por otro lado la incipiente recuperación de la economía argentina” a la que vinculó con la evolución la importación de maquinaria agrícola. En la misma línea, según el informe, se anota la importación de maquinaria vial.

Como contracara, las importaciones hicieron un aporte importante a la acumulación de un saldo negativo de U$S 665 millones solo en el cuarto mes del año, con el impacto que reconoció Rubén Beato en diálogo con Tiempo. En relación con el mismo mes de 2016, el déficit con Brasil subió un 140%: “de esta forma se confirmó durante el cuarto mes del año la tendencia hacia un creciente déficit bilateral que se observó durante todo el año pasado y el primer trimestre”, apuntó el informe de la consultora privada.

Motos en la mira

Las ventas de motos vienen con un ritmo similar al de los autos. En abril las concesionarias patentaron 37.068 unidades que se tradujeron en un salto positivo del 30,6% respecto al mismo mes del año pasado pero también en una fuerte caída de un 26% en relación al mes anterior.

Las empresas informaron que en los tres primeros meses del año las ventas alcanzaron un total de 226.056 motovehículos “un 49,2% más que el mismo período de 2016” que había finalizado con un total de 151.555 unidades registradas.

Sin hacer referencia a la diferencia entre febrero y marzo, el presidente de la División Motovehículos, Gustavo Bassi, subrayó que “abril muestra niveles de actividad muy similares a los que veníamos observando desde fines del año pasado, y se nota tanto en las estadísticas como también en nuestros locales de venta”.

La otra cámara representativa del sector, CAFAM, comunicó que n abril se patentaron 48.536 unidades, con una suba del 27,4% en relación al mismo mes de 2016 y una baja del 25,4% en comparación con marzo de 2017. “Entre enero y abril de este año se registraron 225.677 motos patentadas, reflejando un crecimiento del 45% en comparación con el mismo período del año anterior”, concluyó esa entidad.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS