Otra investigación revela nuevos aportes en negro en campaña e involucra a Marcos Peña

Más de 4000 correos electrónicos fueron presentados como  prueba de manejos de dinero en negro para solventar la campaña macrista del 2015, que manejó un grupo que estaba bajo la órbita del actual Jefe de Gobierno, según una investigación que reveló El Destape en las últimas horas.
3 de Septiembre de 2018

Elevados pagos en negro y el desvío de millonarios recursos de la Ciudad de Buenos Aires conformaron una “caja negra” de más de cuatro millones de pesos que fueron utilizados para el lanzamiento de la candidatura de Mauricio Macri, en el 2015. Esos fondos habrían sido manejados discrecionalmente por un grupo organizado bajo la responsabilidad de Marcos Peña, el actual jefe de gobierno. Unos 4000 mail enviados durante ese lapso son la comprobación de este manejo de plata negra de eventos de cierre campaña para la candidatura presidencial, que fueron realizados en varias ciudades del país, por ejemplo, algunos realizados en Jujuy, Córdoba y Buenos Aires.

Esta es la primera conclusión a la que arriba una investigación realizada por eldestape.com, que fuera publicado en las últimas horas y que suma evidencias sobre cómo se manejó Cambiemos, o al menos un grupo del actual partido gobernante, en las campañas electorales. Del mismo modo que se hizo en revelaciones que generaron el escándalo de los “aportes truchos” e involucran a dirigentes como María Julia Vidal.

En este caso, una investigación que suscriben Leandro Raduazzo y Juan Amorín establece que el grupo que manejaba esos fondos, estaba direccionado por Fanny Peña, prima del actual Jefe de Gabinete, quien por entonces ocupaba el cargo de Directora General de Contenidos de la Ciudad de Buenos Aires. También era clave en esa maquinaria, Luis Navarro, del Ente de Turismo porteño, quien hoy es Coordinador de Estrategia de Experiencia Ciudadana en la Jefatura de Gabinete: era uno de los organizadores de los actos de Macri. Y del mismo modo, Juan Martín De Estrada, funcionario administrativo del PRO, quien era responsable de los pagos durante ese lapso de la campaña y en los mails utiliza con recurrencia los términos “cash” y “de contado” cuando se refiere a los modos en que se saldaban las cuentas con los proveedores contratados, lo que implicaba manejo de dinero fuera del circuito legal.

La investigación muestra presupuestos de distintos proveedores contratados por montos superiores a los 500 mil pesos, pero que no fueron publicados en los balances oficiales. Por caso, el presentado por Pia Arrigoni, del Orfeo de Córdoba, en el que cotiza el alquiler y armado del teatro por 132 mil pesos, que no aparece registrado en el balance final ante la Cámara Nacional Electoral.

Otro caso expuesto se refiere al cierre de campaña del 19 de noviembre de 2015 en Humahuaca, la ciudad jujeña, por un costo total de 918 mil pesos, según consta en un archivo de nombre “presupuesto cierre Humahuaca”. Los entrecruces de mails revelan sumas muy superior a la presentadas oficialmente por Cambiemos, que fueron de “160 mil pesos” por este evento, “en concepto de gastos de sonido, pagados a la empresa CHK”.

Justamente, Charly Kauf, su director, figura en el cruce de mails arreglando pagos con Juan Martín De Estrada y Luis Navarro. En el informe se explica que CHK Servicios Audiovisuales SRL, la empresa que estuvo a cargo del sonido y parte de la infraestructura durante todos los actos, recibió un millón de pesos en negro. En uno de esos correos, del 12 de agosto de 2015, Juan Martín De Estrada confirma pagos ilegales: “100k (mil) salieron de contados, 150k (mil) salieron facturados y nos estaría quedando el saldo más iva (si corresponde)”.

En el informe se muestran otros casos y también hay forma de acceder a los mails en cuestión, con sus textos, planillas de Excell y otros elementos de prueba.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS