Saá: "Mientras Macri quiere que compremos chino, nuestra industria está en riesgo"

Este miércoles, en la casa de San Luis, habrá una ronda con 40 empresarios para debatir la situación.
30 de Mayo de 2017

San Luis salió con los tapones de punta contra la reducción de barreras comerciales a China. Denuncia que fomenta la competencia desleal con la industria argentina y que, por ende, lesiona la actividad nacional.

Desde la gobernación, colocaron a esta acción en línea con los “más de 4,3 millones de zapatos, cinturones y carteras importadas, además de la autorización sobre comienzos de 2017 a 250 productos importados nuevos”. En ese sentido, convocó para este miércoles a las 10:30, en la casa de San Luis, a una primera ronda con cuarenta empresarios para debatir esta situación.

Nicolás Rodríguez Saá, director de la Casa de San Luis en Buenos Aires y una de las principales voces de la gobernación puntana, aseguró tener fuerte acompañamientos de varios sectores de la CGT y otras cámaras empresarias. “En los momentos difíciles, hay que correrse de la soberbia y escuchar a todos por igual; empresarios, gremialistas y movimientos sociales. San Luis es una provincia estable y con proyección porque siempre escucho a todos. Desde el gobierno nacional tienen que percibir la precarización y la falta de trabajo que hay en la calle”, dijo el joven Rodríguez Saá. “Mientras Macri quiere que compremos chino, San Luis elige el trabajo argentino, nuestra industria está en riesgo y es irresponsable no ver una apertura encubierta de importaciones”, opinó.

En el mes de marzo -a partir del conflicto con la cerámica San Lorenzo-, San Luis propusieron expropiar las fábricas que hayan cerrado para que vuelvan a funcionar, siempre y cuando los trabajadores tengan la voluntad de activar la producción.

“El camino para la reactivación económica y el cese de suspensiones es la promoción de la industria nacional”, concluyó.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS