Una fusión sin antecedentes, por Martín Becerra

Columna de opinión.

El Grupo Clarín celebra el fin de año con la autorización oficial para convertirse en el conglomerado más expandido en comunicaciones, cuyo volumen económico lo coloca en el podio de los grupos concentrados del país. Una resolución de 16 artículos del ente gubernamental de comunicaciones (ENaCom), firmada el jueves último, califica a la fusionada con "poder significativo de mercado" y combina las múltiples licencias que operaban Cablevisión (Grupo Clarín y Fintech) y Telecom (Fintech) hasta que, hace seis meses, los grupos liderados por Héctor Magnetto y David Martínez, respectivamente, anunciaron la mayor concentración infocomunicacional de la historia argentina.

Mientras tanto, un nuevo decreto del presidente Mauricio Macri volvería a modificar las reglas de juego del sector para habilitar a las telefónicas a prestar el servicio de televisión satelital (DTH), algo que está vedado por sus decretos previos. Con ello, el gobierno buscará compensar a Telefónica que, mientras asiste a la expansión del Grupo Clarín, en el último año se desprendió de Telefé y carece de la infraestructura que tendrá el resultado de la fusión Cablevisión-Telecom para comercializar en el corto plazo paquetes de cuádruple play (telefonía fija y móvil, conexión a Internet y TV paga).

El trámite pasó ahora a la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, que añadirá condiciones a las que fijó el ENaCom, que son la devolución de espectro en telefonía móvil –dado que la fusión supera el límite de 140Mhz permitido– y que en las localidades donde se constituya un monopolio en conectividad a Internet, pues la fusión también supondrá allí la desaparición de competencia, el conglomerado deberá compartir su red a precios mayoristas durante dos años (renovables) para que otros actores puedan ofrecer servicios sobre la misma y tener un precio minorista similar al de la Ciudad de Buenos Aires.

Cablevisión/Telecom concentrará a nivel nacional el 42% de la telefonía fija, el 34% de la telefonía móvil, el 56% de las conexiones a Internet por banda ancha, el 35% de conectividad móvil y el 40% en TV paga. El dominio de mercado de la fusionada es más elevado en las zonas de mayor poder adquisitivo y concentración demográfica, donde el nuevo conglomerado será monopólico en las principales ciudades de la mitad norte del país, por ejemplo en banda ancha fija en Rosario, Córdoba y todo el corredor norte del Gran Buenos Aires, o en TV paga en Córdoba, Santa Fe o Salta. En al menos 130 localidades donde había dos compañías para competir en la oferta de prestaciones del cuádruple play, ahora habrá una. La fusión reduce la competencia como efecto del movimiento concentrador del mercado.

La excesiva concentración del sector no sólo es cuestión de conectividad, como pretende el oficialismo, sino que comprende toda la cadena productiva en comunicación, ya que el Grupo Clarín es el principal productor de información y entretenimientos masivos, pues es el mayor editor de diarios, posee radios líderes en AM (Radio Mitre) y FM (La 100) y una de las cadenas de TV abierta más importantes (El Trece), además de ser accionista mayoritario en Papel Prensa y contar con varias señales de TV paga y derechos de programación. A eso le suma ahora la concreción del dominio de las redes de transporte, distribución y comercialización al hogar de la información, las comunicaciones y los datos en todo el país. «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N